Translate

miércoles, 13 de septiembre de 2017

CHAMPIONS LEAGUE, BARCELONA-JUVENTUS: MESSI SÓLO HAY (Y HABRÁ) UNO

Alineaciones:
FC BARCELONA: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta; Messi, Luis Suárez y Dembélé. 

JUVENTUS: Buffon; De Sciglio, Barzagli, Benatia, Alex Sandro; Bentancur, Pjanic, Matuidi, Douglas Costa; Dybala; Higuaín.
¿A quién no le gusta un Barça-Juventus? Pase lo que pase, siempre es un enfrentamiento digno de ver. Y lo que sucedió ayer en el Camp Nou no iba a ser menos. 

Y es que el pasado martes nos volvieron a demostrar que Leo Messi es lo más grande que ha visto alguien en un campo de fútbol. 



Después de que Valverde ya hubiese conseguido cuadrar su alineación después de la marcha de Neymar, a pesar de que nadie cubría su puesto en el Barcelona. Dembelé estaba en el costado derecho y Suárez y Messi se unían como siempre. Su posición de extremo izquierdo estaba vacía.  

Allegri llevó a las gradas catalanas una plantilla bastante renovada, con bastantes ausencias (como la de Chiellini) pero estaban bastante confiados en esa plantilla, ya que los italianos tienen una idea de juego bastante clara y con una defensa imparable. Por lo cuál pintaba un partido bastante gris para los catalanes. 

Pero no. Al empezar el partido, veíamos a los de Turín preparados para matar, con un Buffon (Al que Messi no había conseguido todavía marcarle un tanto) que hasta ahora parecía intocable, al igual que su defensa. Pero pasada la mitad de la primera parte, veíamos a un Barcelona en un sin cesar de ocasiones, a pesar de que los defensas italianos estaban haciendo un encuentro correcto. A pesar de la defensa, el principal problema de los catalanes era Buffon. A lo largo de todo el partido, se hizo bastantes paradas de mucho mérito que hace seguir pensando que no hay portero cómo él. 



Pero cuándo se rozaba el final de esta primera parte, Leo Messi no permitía que nadie fuese una barrera para él, y rabiosamente, pegó un zurdazo espectacular que hizo que el rosarino consiguiese otro logro personal, marcar al temido guardameta turinés. 




Messi vs. Dybala
Los italianos también intentaron atravesar el campo culé a través de un par de buenas jugadas, destacando a Dybala, que fue el que más calentó las manos de Ter Stiegen y no paró de intentar traspasar la portería de los azulgranas a lo largo de los 90 minutos de encuentro. La defensa culé también estuvo muy bien, intervinieron de manera muy notable, resaltando a Nelson Semedo, del que al principio de temporada no esperábamos nada de él y fue uno de los mejores del partido. Hablando de los nuevos fichajes, Ousmane Dembelé, que parecía una cifra muy exagerada (y lo sigue siendo), aporta buenas cosas al Barça y se compenetra bastante bien por sus compañeros. 





Poco más tarde del comienzo de la segunda parte, todos sabemos que cuándo el "D10S" Leo Messi coge el balón, pasa algo bueno. Esta vez fue muy bueno. Después de que Messi recibiera una cartulina amarilla, se volvió a enrabietar. El argentino intentó meter de nuevo, pero después de un despeje, llegó a las botas de Rakitic, que marcó el segundo tanto (56') A partir de este instante, todos los sueños de los italianos se fueron al traste. 



Su defensa bajó el nivel y los culés conseguían atravesar fácilmente su terreno, al contrario que la de los barceloneses. En la segunda parte mantuvieron el tipo tanto ellos como su portero y consiguieron solucionar las pocas intervenciones que tendrían los italianos en los próximos 45 minutos. Dybala, Pjanic y De Scigilio lo siguieron intentando, con malos resultados, ya fuese por Ter Stegen, la muy buena defensa o por la mala calibración de sus tiros. Leo Messi tampoco dejó de intentarlo, casi consigue el doblete si no hubiese sido por que su espectacular remate fue directamente al poste. Más suerte tuvo poco mas tarde, después de que hubiese una tarjeta amarilla a Barzagli y los italianos intentasen mejorar un poco el encuentro con la salida de Bentancur por Bernardeschi. El rosarino esta vez no perdonó y marcó otro golazo (69') que terminó de avisar a Buffon y su equipo que cómo él no hay ninguno. 


Después entró Sergi Roberto a cambio de Dembelé, que ya había hecho un notable trabajo. También se estrenó  en la Champions League cómo culé Paulinho, a cambio de Rakitic, del que no puedo decir mucho ya que tuvo pocas intervenciones. Lo mismo puedo decir de André Gomes (por Andrés Iniesta, al que vitorearon con razón) que jugó unos siete minutos. El último cambio italiano fue Caligara, a 2 minutos del final y que recibió una amarilla nada más salir. 



Cuándo el partido finaliza, nos damos cuenta de que el fuego italiano que es la Juventus hoy ha estado apagado, y que una vez más Messi nos da una lección de quién es el mejor en un festín de goles en el que siempre estaba presente y con una plantilla culé muy eficaz. 

Ernesto Valverde se puede enorgullecer de que tiene equipo suficiente como para que los rivales lo teman. Que lo agradezcan sobre todo a su 10.



Disfruta aquí de los mejores momentos del partido en Youtube.

¿Te ha gustado esta entrada? Pues compártela con tus amigos y así seremos más, no olvides seguirnos en el blog, ya que así te enterarás de lo próximo que subiremos, que no estará nada mal. Y dicho esto, sólo me queda despedirme ¡Nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario