Translate

domingo, 4 de febrero de 2018

CRITICANDO QUE ES GERUNDIO: BRAWL IN CELL BLOCK 99






  • Título original: Brawl In Cell Block 99
  • Año: 2017
  • País: Estados Unidos
  • Duración: 132 minutos
  • Dirección: S. Craig Zahler
  • Guión: S. Craig Zahler
  • Fotografía: Benji Bakshi
  • Reparto: Vince Vaughn, Jennifer Carpenter, Udo Kier, Don Johnson, Marc Lucas, Tom Guiry, Dan Amboyer
  • Productora: Assemble Media/ XYZ Films/ Cinestate/ Caliber Media Company
  • Género: Thriller. Drama Carcelario. Drama. Crimen. Neo Noir. Cine Independiente USA
  • Sinopsis: Bradley es un exboxeador con un matrimonio a punto de romperse que pierde su empleo como mecánico de coches. Debido a esta sensación pesimista, acaba decidiendo que su mejor opción es trabajar para un viejo amigo como traficante de drogas. Esta decisión mejorará su vida hasta que se ve envuelto en un tiroteo entre la policía y sus aliados; situación que le acaba llevando a la cárcel... 


Para empezar, esta película no ha sido estrenada en España, ni tampoco tiene fecha para próximamente, así que doy por sentado que muchos desconocéis la existencia de esta película antes de la lectura de esta crítica. Probablemente no lo conozcáis, pero su director, S. Craig Zahler, también fue el autor de otra joya encubierta llamada Bone Tomahawk, un western con tintes de terror gore que sorprendió a todos (los que la vieron, claro) y qué si no la habéis visto os recomiendo que la veáis (aunque si sois muy sensibles como que no). Dicha esta introducción, empezamos con...




LO BUENO:

LAS ACTUACIONES: Vince Vaughn, una cara conocida en las típicas comedias chorras americanas, nos sorprende saliéndose de su zona de confort y, para nuestro asombro, ofrece su mejor actuación en años. Una visceral bestia con la que empatizamos, reímos y lloramos a pesar de presenciar la facilidad (pasmosa) y tranquilidad con la que aplasta cráneos a golpe de pisadas (si, habéis oído bien). El resto del reparto está correcto, sin más, hacen lo que pueden con sus respectivos papeles (porque aparte del protagonista, la escritura y matices del resto de secundarios es bastante plana, aunque tampoco era necesario darles más trasfondo del necesario) aunque hay que destacar a dos estrellas que hace tiempo que no veíamos en pantalla: Don Johnson como el terrorífico alcaide de una de las cárceles por las que pasa su protagonista, y a Udo Kier como el malo malísimo de la cinta. 


Don Johnson y Vince Vaughn, El rock de la cárcel

Udo Kier: ¿Tengo cara de traer buenas noticias?

EL GUIÓN: ¿Su trama es tópica? Sí. ¿La hemos miles de veces en otras películas? También. ¿De mejor manera? Pocas veces.
Zahler coge una trama vista a más no poder y le da un estilo y ritmo impresionante, un lavado de cara que hace que la cinta se vea como algo original y fresco. El director imprime su sello y eso es algo de agradecer en un mundo de blockbusters cuyos directores tienen todos el mismo estilo comercial guiado por las distribuidoras (otro punto a favor que sea independiente). Además, tiene sus sorpresillas; cuándo crees que va a ir hacia un lado, va hacia el otro y siempre está evolucionando (su ritmo y personajes) hacia arriba, en un crescendo lento pero firme a la par que intenso y que desemboca en un acto final demente y rollo grindhouse/serie B que no te esperarías viendo el resto de su metraje (otro sello de su director, él hacer de su acto final algo completamente diferente al resto de la película y en el que se incorpora el gore y excesos del director; cosa que también vimos en Bone Tomahawk)



TONO: Esa manera en la que cambia de tono sin despeinarse, del thriller de su primer tercio al drama carcelario de su mitad, al cine grindhouse ochentero más macarra (y algo cutre, pero a posta, claramente); y nada desentona, nada parece cómo si saliese de otra película, todo encaja bien con todo aunque me parezca extraño, dado que hay partes que son cómo la noche y el día, pero eso es debido a su constante evolución y que nunca para, no hay momentos de descanso.




ESTÉTICA Y BSO: Estéticamente tiene un rollo ochentero que a mí me encanta, sin demasiadas florituras ni encuadres perfectos a la hora de grabar, solo alguien grabando con pulso y pasión, cómo ataño, y poniéndole corazón a la película (algo ausente recientemente en el cine), y eso me hace recordar a esa era dorada del cine que fueron los 70-80's. Eso sí, también me recuerda en su banda sonora, hecha con sintetizador o dotada de canciones de esos maravillosos años, que a pesar de ser casi ausente en la película, acompaña muy bien el viaje de nuestro héroe, que también recuerda a los típicos héroes de acción, sin super gadgets ni nada por el estilo, solo su fuerza de voluntad y puños. Toda ella es un homenaje perfecto a esa época.

NIVEL DE DISFRUTE: Yo hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien con una película, independientemente de su valor cinematográfico; la he disfrutado pero no desde el punto de vista de un crítico (sacándole fallas de cómo está hecho esto y cómo lo otro), he disfrutado de ella, y me es imposible sacarle un fallo en el ámbito cinematográfico porque no la vi de ese modo, estaba tan absorto en ella que me olvidé de todo, cosa que me pasa muy de vez de en cuándo (cabe destacar que la vi bien empezada la medianoche, hora a la que normalmente me duermo con las películas).




LA ACCIÓN: Yo no diría que es un film de este género, puesto que no es su principal objetivo, pero destaca su particular manera de grabar las secuencias de acción: planos fijos, encuadres abiertos en él que lo vemos todo a pesar de que la cámara no se mueve. Claro y conciso, cómo la película en sí. Además, no veremos de manera tan salvajemente violenta la acción en películas comerciales (otra cosa en la qué se nota que no es controlada por un gran estudio, libertad creativa en su director); caras restregadas en el suelo, golpes que rompen huesos, reventadas de cráneos y mucho más; sé que sonará algo sádico, pero a mí, que soy seguidor del gore, cinematográficamente hablando, me gusta este tipo de violencia: exagerada y bien representada, además que, tras 1 hora y pico (no lo sé exactamente, se me pasó volando) sin violencia y solamente sustentada en el diálogo, es un gustazo ver explotar la violencia de manera tan satisfactoriamente bestia. 



Cabe decir que me recuerda en este aspecto, y en otros, a uno de mis directores favoritos: el señor Quentin Tarantino, él cuál se nota que es una inspiración para nuestro anfitrión S. Craig Zahler. Muchos lo acusarán de calco al maestro Tarantino (pero el mismo director lo fue de otros directores y dijo que la mayor fuente de inspiración de un artista es coger elementos de cosas que te gusten y meterlos en tu obra). Puede que sea calco, inspiración... pero no hay duda en que el señor Zahler va siguiendo los pasos del maestro Tarantino (en dos obras ya ha impuesto su estilo y sello característicos, y tiene una maestría impropia de un debutante cómo él, se nota que es un amante del cine).

Tiene un alcance para un público más amplio que su debut anterior, y eso hará que el nombre de su director se extienda más por la gente y eso hará que los grandes estudios se fijen en él y pueda controlar presupuestos mayores y... no me quiero imaginar lo que puede salir de ahí. Este hombre va a ser grande en el cine, ya veréis, apuntad mis palabras. Esta película dentro de unos años será considerada de culto cómo ya lo es, para algunos, Bone Tomahawk. Aunque esto es sólo suposición y entiendo que no tengáis mi mismo punto de vista.



LO NEUTRO:

Y aquí ya voy a ser muy quisquilloso, habrá personas a las qué su acto final no les agrade (justo al contrario que a mí) porque se sale de la tónica general de lo que la película venía y contiene la mayoría de escenas bestias que no a todos gustarán. Aunque eso es lo que tienen algunos directores: son de sello "Lo amas o lo odias".

La ausencia de banda sonora puede ser un problema para algunos espectadores, careciendo de dinanismo a algunas escenas. 



Vince Vaughn pasa de hacer que nos partamos la caja a partir huesos en ``Brawl In Cell Block 99´´. Contundente y sin rodeos, me parece un peliculón digno de un maestro como el mismísimo Tarantino de antaño, y la cuál creo que va a ser de mis películas favoritas vistas este año, aunque acabe de empezar. 

Valoración: 9/10- Recomendada

Tráiler:

PD: Perdón por tardar tanto en subir estas entradas, ¡estamos ocupados y el tiempo no nos da para más!



Si no la habéis visto, vedla ya y poned en los comentarios que os ha parecido. Lo mismo digo a los que habéis tenido la suerte de verla, ¡siempre nos gusta leer las opiniones de nuestros lectores! Si os ha gustado esta crítica, apoyarla compartiéndola con vuestros amigos en redes sociales y demás bestias, y siguiendo el blog, ¡subimos contenido muy similar a este! Con todo esto, ¡un saludo y hasta pronto!

4 comentarios:

  1. Gran película, sí señor! Posiblemente sea Zahler mi director favorito de los de nueva hornada, hay que estar muy atentos a este señor. Aunque para mi gusto "Bone Tomahawk" está un puntito por encima de esta, "Brawl in cell..." ofrece mucho y bueno.
    Buena reseña, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por leer y aún más por pararte a comentar! A mí esta me ha gustado más que Bone Tomahawk, son dos productos diferentes, pero el debut de Zahler es otra cinta a reindivicar, Hay que seguirle la pista a este director, sí señor. Gracias por tus bonitas palabras y un gran saludo!

      Eliminar
  2. Uauh!! Una película durísima, ya sólo con las imágenes que has puesto paga. De todas formas y gracias a tu buena reseña, me han entrado ganas de verla (eso sí, en digital por si hay que darle al pause, jejeje)

    HemosVisto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tus bonitas palabras y por pararte a leer la crítica, un abrazo! Pues espero que te guste, y a ver si puedo leer tu opinión en un futuro ;)Lo del tema del pause eso ya es tu sensibilidad, porque tiene algunas escenas que tela, sorprenderían hasta al más indiferente, jajajaja ¡Un saludo y nos leeremos!

      Eliminar