Translate

lunes, 8 de octubre de 2018

¿EN SERIO? NO, EN SERIE: WHO IS AMERICA?



  • Título originalWho Is America? (TV Series)
  • Año2018
  • Duración30 min.
  • PaísEstados Unidos
  • DirecciónSacha Baron Cohen (Creator),  Payman Benz,  Daniel Gray Longino,  Dan Mazer, Todd Schulman
  • GuiónSacha Baron Cohen, Anthony Hines, Dan Mazer, Kurt Metzger, Brian Reich, Dan Swimer
  • RepartoSacha Baron Cohen
  • ProductoraDistribuida por Showtime
  • GéneroComedia. Sátira. Política
  • SinopsisLa hipocresía y el humor más irreverente confluyen en siete episodios en los que Sacha Baron Cohen (el hombre detrás de Borat, Brüno y Ali G) hace gala de su inconfundible y mordaz estilo paródico para poner en evidencia a la lista de (memorables y muy reconocibles) invitados que pasan por sus manos.

Sacha Baron Cohen. Supongo que muchos de vosotros le conoceréis. Tal vez no por su nombre, pero si os pongo una foto de su rostro, a lo mejor lo reconocéis mejor. 



¿Tampoco? Entonces si supongo que conocerás a alguno de estos emblemáticos personajes a los que él ha dado vida. 



Muchos calificativos han merodeado alrededor de este hombre: cómico, irrespetuoso, arrogante... Eso sí, hay un adjetivo que no encaja ni con él ni con su humor: indiferencia. Él y sus proyectos son uno de esos casos en los que o lo amas o lo odias, y esta miniserie, que es su regreso a la TV tras la hilarante ``Da Ali G Show´´, no iba a ser menos.

En una EEUU en plena era Trump, esta serie era impensable en estos tiempos, donde todos los temas se han vuelto más delicados y deben ser tratados de forma ``políticamente correcta´´, Showtime se saca de la manga esta miniserie, que resulta un gran atentado contra esa corrección política. Baron Cohen arremete contra todos y no deja a títere con cabeza, haciendo gala de su humor característico (vulgar, zafio, inteligente, cafre... llámalo como quieras) para exponer todas las vergüenzas de América. Su premisa ya de por sí es un completo disparate, una especie de programa de entrevistas donde se pone al límite a su amplia gama de entrevistados (desde celebridades del show business norteamericano hasta a grandes figuras de la política del país) a los que Sacha, con 6 personajes de lo más variopintos, hace una joya del humor en pleno siglo XXI.



Cabe destacar la gran labor de maquillaje de todos los personajes a los que Cohen da vida: un ex- agente del Mossad islamófobo hasta un diseñador de moda italiano, pasando por un doctor liberal que pide disculpas por ser un hombre blanco heterosexual, son algunas de las personalidades que desfilan en esta pasarela caricaturesca de la sociedad americana que canaliza la comedia más salvaje e incómoda que vamos a ver en mucho tiempo. El tour de force de Cohen aquí es maravilloso, encarnando, metiéndose dentro de cada uno de sus personajes; cada uno con su acento, con su sello distintivo. Me atrevería a decir incluso que su trabajo actoral aquí bien merece un Emmy, aunque bien sabemos que ni nominado estará, en unas galas últimamente predominadas por la corrección política. 



Dejando a un lado las risas, esta serie da miedo. Pánico. Gente que dice y hace tales barbaridades en serio, lejos de un tono humorístico, con momentos tan extravagantes que terminas cada episodio planteándote si es todo impostado o realmente están haciendo estas absurdidades con un fin fuera de las carcajadas (incluso varios políticos han dimitido de sus cargos tras el ridículo que han hecho en el programa). ¡Parecen incluso más tontos que Ali G hace 15 años! Con el humor, un arma de doble filo, es cómo Sacha destapa América, la desgrana, nos muestra su lado oscuro. Te hace reflexionar, sin dejar de ser un entretenimiento cómico de alto nivel. Tiene escenas de antología (un ex presidiario convertido a DJ que hace un mix de sus vivencias en la cárcel; una guardería de niños armados...) y su humor es sorprendentemente inteligente, a pesar de que para algunos pueda pecar de vulgar o zafio en según que escenas, sigue mostrando grandes verdades con él.

Es obligatorio decir que la veáis en VOSE, dado que así podéis apreciar el gran trabajo actoral de Cohen y gran parte de los chistes que se pierden en su doblaje. También debéis saber algo de la situación en la que está EEUU hoy en día (el movimiento ``Me Too´´, Trump, racismo...), dado que es la serie está plagada de chistes con gran carga política.




Así es como Cohen se alza como uno de los grandes cómicos de su generación, mostrando EE.UU tal y como es, controlando a sus entrevistados como títeres entre sus cuerdas. Más cómo Cohen faltan hoy en día, sin pelos en la lengua, atreviéndose a arremeter contra el gran país americano; más programas como Who is America? faltan hoy en día, tan necesarios y verdaderos. Porque, al final, después de las risas, nos da miedo, pensar como en pleno siglo XXI, tan avanzados, siga reinando el odio, la ignorancia, la violencia, la falsa moral y los valores corrompidos en el país que gobierna el mundo y que Baron Cohen lo consigue catalizar con el arma más efectiva: el humor. Gente así, cómo la que muestra Cohen, hay en nuestro planeta; mientras tanto, mientras siga habiendo gente así, espero que Cohen siga haciendo de las suyas, y descubrir, ¿Quién es América? En resumen, que me he andado por las ramas, si os gustó Ali G, El Dictador o Borat u os gusta este tipo de humor, no dudéis en echarle un vistazo. Aviso que no es para todo el mundo, pero tu mentalidad y tu posicionamiento ético y político casan con la propuesta de 'Who is America?', te va a ser complicado no estallar en carcajadas.

Veredicto Final: 9,5/10

PD: Sé que la crítica me ha quedado algo escueta, pero es una serie que quiero que veáis totalmente vírgenes, sin saber gran cosa, es una gran sorpresa en este panorama televisivo actual.



Fuera de la serie, espero que hayáis disfrutado la lectura, apoyéis la crítica (compartiéndola en las redes sociales y demás bestias) como siempre y si la habéis visto, me contéis vuestra opinión sobre Who is America? sin ningún tipo de vergüenza en los comentarios, y si no la habéis visto, ya sabéis, dadle su respectiva oportunidad... Después de toda esta parrafada, solo me queda despedirme ¡Nos vemos!