Translate

lunes, 6 de agosto de 2018

HOME VIDEO REVIEWS: CALL ME BY YOUR NAME





  • Título originalCall Me by Your Name 
  • Año2017
  • Duración130 min.
  • PaísItalia
  • DirecciónLuca Guadagnino
  • GuiónJames Ivory (Novela: André Aciman)
  • MúsicaSufjan Stevens
  • FotografíaSayombhu Mukdeeprom
  • RepartoTimothée Chalamet,  Armie Hammer,  Michael Stuhlbarg,  Amira Casar,  Esther Garrel, Victoire Du Bois,  Elena Bucci,  Marco Sgrosso,  André Aciman,  Peter Spears
  • ProductoraCoproducción Italia-Francia-Estados Unidos-Brasil; Frenesy Film Company / RT Features / La Cinéfacture / Water's End Productions / M.Y.R.A. Entertainment / Lombardia Film Commission. Distribuida por Sony Pictures Classics
  • GéneroRomance. Drama. Drama romántico
  • SinopsisElio Perlman (Timothée Chalamet), un joven de 17 años, pasa el cálido y soleado verano de 1983 en la casa de campo de sus padres en el norte de Italia. Se pasa el tiempo holgazaneando, escuchando música, leyendo libros y nadando hasta que un día el nuevo ayudante americano de su padre llega a la gran villa. Oliver (Armie Hammer) es encantador y, como Elio, tiene raíces judías; también es joven, seguro de sí mismo y atractivo. Al principio Elio se muestra algo frío y distante hacia el joven, pero pronto ambos empiezan a salir juntos de excursión y, conforme el verano avanza, la atracción mutua de la pareja se hace más intensa.

Películas románticas las hay a patadas, y pese a que no soy para nada un aficionado de este tipo de cine, siempre hay alguna excepción que veo con gusto, cintas que de verdad consiguen transmitirte los sentimientos de los protagonistas. Pues ahora a estas excepciones se les une Call me by your name, cinta del director italiano Luca Guadagnino, adaptación de la novela homónima de André Aciman, y que fue muy importante en la pasada temporada de premios cinematográficos, destacando su premio Oscar a mejor guión adaptado. Fue lanzada en plataformas digitales, DVD y Blu-Ray a finales del pasado junio. 



Para empezar, me siento muy culpable de no haberla visto antes. Ha sido la cinta que más me ha gustado de esta pasada gala de Oscars, e incluso la más redonda. Es una película que destaca en todos los aspectos, funciona como anillo al dedo y tanto historia como estética van de la mano, formando una composición cuidada en todos los detalles. Se aleja de cualquier elemento ficticio convencional que cualquier cinta romántica al uso tendría, para ofrecernos un relato realista, tanto del verano y del amor, contado con total libertad. Y es que esto no es una historia de amor, esto es AMOR con mayúsculas, un excelente reflejo de lo que es el primer amor. Se siente tan sensible todo, tan natural que es casi imposible que no te toque el corazón. Este hecho es gracias al buen hacer de su reparto, destacando a Timothée Chalamet, cuyo personaje (Elio) lleva todo el peso de la película y el joven actor lo hace con una facilidad pasmosa, resultando todo un descubrimiento. Su fantástica actuación le ha valido una nominación al Oscar con tan solo 22 años, el cual por desgracia no consiguió debido al siempre magnético Gary Oldman. Pero Chalamet se merecía su galardón.



También es digno de mención Armie Hammer, el co-protagonista que despierta los sentimientos de Elio, no le falta carisma y hay una gran química y complicidad entre ambos protagonistas, haciendo que las escenas que comparten juntos desprendan una gran frescura y haciendo que su romance resulte incluso envidiable. No hay que olvidar a Michael Sthulbarg, encarnando a la figura paterna de Elio, también en una espléndida actuación. Suya es la mejor escena de la película, ese alabado discurso en el que le habla a Elio acerca de lo que es el amor. Este profundo monólogo es toda una lección de vida y supone un reto no emocionarte o llorar con él y me ha resultado una grata decepción que ninguno de estos dos actores fuesen siquiera nominados al Oscar.



La dirección de Guadagnino (al que le tendré que seguir más la pista, y más aún con la pintaza que tiene su remake de Suspiria), junto a la perfecta y minuciosa fotografía, te trasladan a la propia Italia, como si fueses un acompañante más del idílico verano de la pareja. El uso de primeros planos y planos detalle atestiguan ese maravilloso día a día en la campiña italiana. También destacar la sutileza de las escenas de sexo, sin necesidad de mostrar nada de forma explícita para que resulte íntimo y el despertar sexual del joven Elio, que está excelentemente plasmado. 



La banda sonora también me parece de lo más acertada, acompaña muy bien a las escenas y es un aporte más a los maravillosos planos y fotografía. El repertorio musical está constituido por canciones clásicas italianas y canciones ochenteras como Love my Way de Psychedelic Furs, canción que aparece en una de las escenas más memorables de la cinta, como el segmento del baile en la fiesta, donde Elio empieza ya a mostrar una atracción por Oliver. Las piezas musicales más destacables las garantiza el músico Sufjan Stevens, con Mystery of love y Visions of Gideon, capaces de emocionar y conmover al espectador y las cuales están en bucle en mi lista de reproducción desde su visionado.



Eso sí, la cinta puede parecer algo desesperante para un público que vaya esperando un romance desde el comienzo, o el que esté acostumbrado a un cine más rápido, ya que la cinta se toma su tiempo en arrancar. Pero ese es uno de los encantos de la propuesta, como se va cociendo el romance poco a poco, como la química y la tensión va aumentando entre ellos, la calma con la que se desarrolla todo, mostrando la cotidianeidad de las situaciones mediante el empleo de planos largos, un proceso lento y medido, pero nunca aburrido, ya que la historia que estás viendo supone una experiencia totalmente hipnótica. Para mí la duración no es ningún inconveniente y si hubiese durado dos horas más no me habría importado lo más mínimo, que gustazo da ver a esta pareja en pantalla. 



Si bien el romance entre ellos es un amor puro y convencional como cualquier otro, no hay conflicto alguno por tratarse de una relación homosexual, que en plenos años 80 no estaba tan bien vista como ahora. La diferencia de edad tampoco es un problema ni obstáculo alguno. Call me by your name no es una película más sobre la homosexualidad, que si bien quita barreras y prejuicios sobre ello, va más allá; es una historia de amor universal, y sobre todo del primer amor, cuyos sentimientos no dejan de ser los mismos dependiendo de la orientación sexual. Es más, no se pronuncia la palabra ``gay´´ en ningún minuto de la película, ni falta que hace. Ellos simplemente se dejan llevar y declaran su amor, sin sufrimiento de por medio. Disfrutan de ese intenso deseo carnal y pasional, aun sabiendo que el verano no es eterno y tocará volver a la realidad. Cualquier persona que se haya enamorado puede sentirse identificada, haya sido correspondida o no en el amor. Además contiene uno de los tramos finales más emotivos y desgarradores que se haya podido ver en el cine de los últimos años, cuyo plano final es capaz de despertar un cúmulo de sentimientos encontrados. Un final que sin duda alguna siempre recordaré, todavía se me ponen los pelos de punta cada vez que me acuerdo de él. 



El filme de Guadagnino desprende belleza y calidez por los cuatro costados, es de esas películas que deseas ver una y otra vez, que aun sabiéndote la historia, cala tan hondo en ti que se disfrutará con cada nuevo visionado. Las sensaciones que deja después de verla no son fáciles de transmitir, si bien es una mezcla entre ternura y tristeza, dejando ese mensaje optimista, de que a pesar de todo, hay que aprovechar cada momento agradable y vivirlo con intensidad,  sin temor a ser tú mismo, porque quién sabe si volverá a repetirse. Tal vez no se haya llevado todos los premios que se merecía, pero se ha ganado el corazón de muchas personas, incluido el de que está escribiendo esta crítica. Como ya me pasó con ``La La Land´´ (otra cinta galardonada en temporada de premios) el año pasado, aquí siento magia, siento pasión y siento que el director y su equipo han conseguido crear una película con todo el empeño del mundo, y con su corazón y alma puestos en el proyecto. Eso es lo que tiene la supuesta magia del cine, poner nuestros sentimientos a flor de piel. Es ni más ni menos que una de las mejores cintas románticas de los últimos años (y muy necesaria en estos tiempos que corren), si todavía no has tenido la oportunidad de verla, necesitas hacerlo, cintas tan especiales como esta no se ven a menudo. Eso sí, no recomendada para gente con la mente cerrada a este tipo de temas. 



Valoración Final: 10/10



¡Y hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado, la apoyéis (compartiéndola en las redes sociales y demás bestias) como siempre y si la habéis visto, me contéis vuestra opinión sobre esta Call me by your name sin ningún tipo de vergüenza, y si no la habéis visto, ya sabéis... Después de toda esta parrafada, solo me queda despedirme ¡Nos vemos!

viernes, 3 de agosto de 2018

¿EN SERIO? NO, EN SERIE: WESTWORLD: TEMPORADA 2



  • Título originalWestworld (TV Series)
  • Año2016
  • Duración60 min.
  • PaísEstados Unidos Estados Unidos
  • DirecciónJonathan Nolan (Creator),  Jonathan Nolan,  Fred Toye,  Jonny Campbell, Richard J. Lewis,  Michelle MacLaren,  Neil Marshall,  Vincenzo Natali, Stephen Williams
  • GuiónEd Brubaker, Dan Dietz, Halley Wegryn Gross, Lisa Joy, Kath Lingenfelter, Dominic Mitchell, Jonathan Nolan, Daniel T. Thomsen, Charles Yu
  • MúsicaRamin Djawadi
  • FotografíaPaul Cameron, Brendan Galvin, Robert McLachlan
  • RepartoEvan Rachel Wood,  Anthony Hopkins,  Ed Harris,  Thandie Newton,  Jeffrey Wright, James Marsden,  Rodrigo Santoro,  Sidse Babett Knudsen,  Ben Barnes, Jimmi Simpson,  Shannon Woodward,  Clifton Collins Jr.,  Luke Hemsworth, Ingrid Bolsø Berdal,  Louis Herthum,  Lili Simmons,  Steven Ogg,  Currie Graham, Jeff Daniel Phillips,  Kyle Bornheimer,  Angela Sarafyan,  Talulah Riley, Leonardo Nam,  Nia Kingsley,  Tessa Thompson,  Simon Quarterman,  Tina Grimm, Catherine Fetsco,  Ptolemy Slocum,  Michael Wincott,  Wade Williams,  Betty Gabriel, Gustaf Skarsgård,  Fares Fares
  • ProductoraEmitida por HBO; Jerry Weintraub Production / Warner Bros. Television / Bad Robot
  • GéneroSerie de TV. Ciencia ficción. Western. Drama. Intriga | Remake. Robots. Western futurista
  • Sinopsis: Westworld es un parque de atracciones futurista y controlado por alta tecnología dirigido por el Dr. Robert Ford (Anthony Hopkins). Las instalaciones cuentan con androides cuya apariencia física es humana, y gracias a ellos los visitantes pueden dar rienda suelta a sus instintos y vivir cualquier tipo de aventura o fantasía, por muy oscura o peligrosa que sea, sabiendo que los robots no les harán daño.

Hace dos años, en 2016, HBO nos trajo su propuesta de ciencia-ficción y aventuras ``Westworld´´, dispuesta a llenar el vacío (hasta 2019, cuando la serie llegue a su fin) de la mayor baza de su canal, ``Juego de Tronos´, saliendo la serie creada por Jonathan Nolan (hermano de Christopher Nolan, nada menos que el director de ``The Dark Knight´´ y ``Origen´´) y Lisa Joy con excelentes críticas en su primera temporada. Resultaba sorprendente que una serie inspirada en ``Almas de Metal (Westworld)´´, cinta de los 70 que no tenía más aspiraciones que ser un entretenimiento ligero acerca de la revelación de unos robots en un parque temático del oeste, terminase siendo una serie contemplativa, espectacular y una experiencia que daba mucho que pensar acerca de la naturaleza humana, teniendo nada que envidiar a las propuestas de Christopher Nolan en cuanto a complejidad se refiere. También destacaban gracias a su gran presupuesto los impecables efectos especiales y prácticos, aparte del vestuario y escenarios de los que presumía la serie. Aunque si es cierto que la narrativa a veces pecaba de caótica y su guión de alguna que otra trampa de guión, resultó una grata sorpresa en la parrilla televisiva. 



Esta review no incluye ningún spoiler relativo a la segunda temporada de la serie, pero pueden ser referenciados algunos de la primera.

Habiendo empezado en esta nueva temporada el conflicto que da pie a la trama de la cinta de 1973, con Dolores, la protagonista del bando robótico (Evan Rachel Wood) asesinando a Ford (Anthony Hopkins), el hombre que llevaba las riendas del parque y dando pie a que los demás androides del parque armen el caos a lo largo de todo Westworld al ser liberados, esto quiere decir que esta temporada resultará más entretenida y más frenética. Y es que esta segunda tanda de episodios vuelve a hacer un perfecto balance de carga filosófica y entretenimiento, a pesar de que en ``Westworld 2´´ se da más lugar al espectáculo puro y duro y sí, resultando más llevadera. 



Como ya era costumbre en la primera temporada, ya que esta era bastante enrevesada con cambios en la línea temporal e inesperados giros de guión, ésta segunda ha seguido esta directriz desde los primeros episodios, consiguiendo abrumar al espectador en más de una ocasión y desubicarlo por completo.

Desde mi punto de vista, no confiaba que el material del que partía ``Westworld´´ diese pie a más de una temporada y tenía miedo que en esta temporada se estirase el chicle durante 10 episodios. Pues me han hecho un  ``Zas, en toda la boca´´ en toda regla, llevándonos por lugares inhóspitos, presentando nuevos personajes, desarrollando a varios de los ya vistos por derroteros totalmente inesperados... No obstante, éste ha constituido también uno de los puntos débiles de la historia que nos han planteado en Westworld 2, junto con el hecho de haber alargado innecesariamente varias tramas individuales hasta llegar al meollo de la cuestión. Si bien resultaban interesantes, algún que otro episodio (a excepción de algunos momentos de lucidez visual y narrativa en ellos) termina por causar sopor y tedio ante lo que estamos viendo, con bastante paja que no lleva a ninguna parte. Si consigues ``aguantar´´ estos casos aislados (que tampoco llegan a ser insoportables, pero fallan algo en el ritmo) te encontrarás con otra temporada apasionante, con constantes giros de guión y más despliegue visual y narrativo que su predecesora, dando lugar a un espectáculo de primer nivel. En el aspecto técnico, el presupuesto es donde más se nota. Ya solo con los covers de canciones míticas como Black Hole Sun de Soundgarden y Paint In Black de los Rolling Stones en una pianola me ganaron en la primera temporada, y ha vuelto a pasar en esta. 



Las actuaciones siguen siendo impecables de todo su reparto, incluidos los nuevos actores, destacando Thandie Newton (vaya evolución ha tenido Maeve, se ha consagrado como uno de los mejores personajes de la televisión actual), Evan Rachel Wood (claro está, imponente como Dolores, en esta segunda temporada transformada en una asesina a sangre fría), Ed Harris (que sigue impresionante en su papel de William) y Jeffrey Wright encarnando al androide Bernard. 

Eso sí, el looping de sorpresas que Westworld supone no siempre es efectivo, haciendo que hasta en esta temporada se explote el factor sorpresa mientras se aligera la carga filosófica, con muchos giros de guión locos e inesperados pero bastantes de ellos con repuestas arbitrarias y explicaciones escuetas. Y el problema es más grave aún cuando la trama mayoritariamente se va cociendo gracias a todas estas sorpresas, sacando ``conejos de la chistera´´. 



Aun así, la serie sigue dando pie a numerosas reflexiones, con muchas preguntas para plantearse, como diversos dilemas acerca de la naturaleza humana y los límites de la creación. ¿Qué nos distingue de los anfitriones? ¿Tienen estos el derecho a reclamar su libre albedrío? ¿Haberlos creado a nuestra imagen y semejanza hará que inevitablemente hereden nuestros defectos y busquen nuestra aniquilación? son preguntas que están presentes desde la primera temporada. No es poco, pero a eso se añaden nuevas cuestiones ahora: ¿puede la conciencia humana reducirse también a un código? ¿Puede replicarse a partir de las decisiones que cambiaron la vida de un sujeto para siempre? Nos ofrecen preguntas muy jugosas para que nuestra mente nunca se duerma, dando lugar a una experiencia muy gratificante pero también agotadora, dependiendo del tipo de espectador. 



A pesar de algunos fallos en el ritmo y estructura de los episodios, ``Westworld´´ sabe lo que está haciendo y hacia dónde va. Agil, sólida e inteligente como ya lo fue la primera temporada, sus placeres siguen siendo numerosos y desconcertantes (en el buen y en el mal sentido) que expande el mundo con nuevas áreas, nuevas caras, nuevos misterios y nuevos detalles. Con todos sus fallos, resulta una experiencia hipnótica, dejando al espectador anonadado con lo que está pasando en pantalla. Ahora toca saber que se van a sacar de la manga en la tercera temporada...

Veredicto Final: 8.5/10



¡Y hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado, la apoyéis (compartiéndola en las redes sociales y demás bestias) como siempre y si la habéis visto, me contéis vuestra opinión sobre Westworld sin ningún tipo de vergüenza. Y si no la habéis visto ¡dadle vuestro respectivo voto de confianza! Después de toda esta parrafada, solo me queda despedirme ¡Nos vemos!

viernes, 20 de julio de 2018

SIN FILTRO: MADRE! (DARREN ARONOFSKY, 2017)


Cómo el título de la sección bien indica, esta va a ser una entrada sin pelos en la lengua, así que queda ya dicho que va a contener spoilers a diestro y siniestro en el respectivo análisis de la película comentada, que se avisará previamente. Quedáis avisados.



Para el que no lo sepa, madre! es la nueva película de Darren Aronofsky, un director bastante consagrado en la industria gracias a películas cómo Cisne Negro, Requiem por un sueño o La fuente de la Vida. Salida recientemente en plataformas digitales y DVD- Blu-Ray, Madre! cuenta la historia de una mujer, interpretada por Jennifer Lawrence, obsesionada en la reforma de su nueva casa, a la que le pilla por sorpresa que su marido (Javier Bardem) deje entrar a su hogar a personas desconocidas a las que no había invitado. Poco a poco el comportamiento de su marido va siendo más extraño, y ella empieza a estresarse y a intentar echar a todo el mundo de su morada. 

Cómo viene siendo costumbre en este director, esta película ha sido bastante controvertida en su paso en cines, habiendo gente que la ama y otra que la detesta irremediablemente, leyéndose opiniones muy dispares, desde que fue de las mejores cintas del año pasado y a su vez una de las experiencias más repugnantes de los últimos años. Y os preguntaréis, ¿qué demonios tiene esta película que ha causado esta disparidad de opiniones?

Si veis el trailer, el cuál os dejaré abajo, no se nos vende nada más con un thriller psicológico, una película de terror incluso podría decirse... Ahí creo que reside el problema, madre! es mucho más que eso, trasciende más allá de un mero género, es una experiencia que no te dejará indiferente, para bien o para mal. Empecemos con la parte sin spoilers, desgranando las virtudes y los desaciertos de la película:

LO BUENO:

Una película cómo está se ve muy pero que muy poco en cartelera, una producción arriesgada, lejos de lo comercial, que cuyo objetivo no sea solamente ganar caja sino también contarnos algo, y los mensajes que esta historia nos oculta vienen que ni pintados en los tiempos que corren. Una crítica ácida y mordaz contra un sin fin de temas controvertidos (uno de los motivos por los que esta película también lo es).



La atmósfera que va creando, sin el uso de música, nada más que el sonido ambiente, el silencio, el uso de la luz, el encuadre, el sugerir de las escenas, los diversos diálogos y el comportamiento de los personajes se va ensombreciendo conforme avanza la cinta... Es una manera muy clásica de crear esa atmósfera tétrica y tensa que acaba explotando en ese brutal final (del cual hablaremos en la sección con spoilers).



El reparto está sensacional, sabe transmitir ese aire surrealista en los diálogos, por eso la mayoría de las veces nos parecerán ridículos o sin ningún sentido aparente, pero que una vez nos vamos metiendo en la historia, cobran sentido. Las actuaciones (tan surrealistas y exageradas, casi teatrales) ayudan a introducirnos en la locura y el aura que la película quiere transmitir. Destacan los excelentes protagonistas, Jennifer Lawrence y Javier Bardem. 



Visualmente es realmente agobiante y claustrofóbica, con ese uso de primeros planos en los que no podemos ver otra cosa que no sea el rostro de ese personaje, el uso de travellings metiéndose en plena barbarie, rodeado de personas (sobre todo en el acto final, un desmadre técnico); la cámara está usada como un reloj, milimetrado al segundo, todo para que salga todo perfecto: un caos ordenado.

LO INTERMEDIO:

Es una película complicada, y la cual si no le pillas el punto se te va a hacer bola, es un todo o nada en toda regla; o la amas o la odias. El entrar en el juego de la película es primordial para entenderla y, por lo tanto, que te guste. 

LO MALO:

Es una película que depende únicamente del entender su mensaje, si no lo entiendes, esta película es solo un cúmulo de imágenes sin sentido sin una trama lineal aparente. Es 100% necesario no tomarlo todo al dedillo en esta película, sino saberlo interpretar (varias de las alegorías que muestra la cinta se muestran de forma explícita).

Ciertos momentos pésimos que casi me arruinan la experiencia que supone madre!, en los cuáles se roza la línea entre el surrealismo y el ridículo (la mayoría condensados en su parte final, una locura con patas).



En general, una estupenda película que iba dispuesto a odiar y la cual acabó dejándome un buen sabor de boca. Es bueno que los grandes estudios empiecen a innovar y a apostar en productos que intenten decirnos algo, aunque estos sean un fracaso en taquilla como en este caso. Vedla si no la habéis visto, no os dejará indiferentes, y si la habéis visto... Bienvenidos al análisis de la cinta.

ANÁLISIS DE MADRE! (CONTIENE SPOILERS):

Aquí ya paso a analizar momentos de la película (sin dármelas de espectador listillo) y a intentar darles una explicación, para que los que no la hayáis comprendido en su totalidad lo hagáis o simplemente para los curiosos que se hayan perdido algún detalle de la cinta. Cabe decir anteriormente que únicamente voy a decir la alegoría que el mismo Aronofsky ha confirmado, sumándole detalles del filme que creo yo que suman lógica al juego metafórico que supone.

Para empezar, debe saberse que Bardem representa a Dios (en la cinta representado como un escritor de poesía que busca inspiración para su nueva obra), en los créditos representado como Él, el único personaje con letras mayúsculas, como un ser superior a los demás personajes del filme. Mientras que Lawrence apela a la madre naturaleza, de ahí su vinculación con la casa (en varios momentos se ve que el corazón de la mujer forma parte de la casa) y la obsesión con la reforma de esta para seguir dotándole vida. 

La película comienza con el cuerpo de Jennifer Lawrence ardiendo en llamas, y acto seguido vemos a Bardem cogiendo una joya de cristal, la cual se explica más adelante que fue el único objeto que sobrevivió al incendio que sufrió su anterior casa hace años. Pero para comprender el principio, tenemos que ir al final, del cuál hablaremos más tarde. 



Tiene varias referencias a mitos bíblicos como Adán y Eva, los primeros desconocidos que Dios acoge en su ``casa´´ (El Planeta Tierra), encarnados por Ed Harris y Michelle Pfeiffer respectivamente. Esto se nos da a intuir al ver una escena en la cual, Ed Harris lleva una cicatriz en su costilla, de la cual surgió Eva, la cual aparece en casa de Bardem y Lawrence un día después. También es muestra de esto las escenas en la que se muestra como Dios dice que no entren a su preciada habitación de trabajo, y estos entran debido a la tentación que les supone esta, rompiendo la joya cristalizada del principio, que tanto valor tiene para Bardem. ¿Os suena? En efecto, la joya representa la manzana prohibida del Jardín del Edén, y tras esto, Él quiere desterrarlos de su casa por el pecado que han cometido.



Pero no tardan mucho en aparecer después de ese momento los hijos de estos, los cuales son Caín y Abel (Domhnall Gleeson y Brian Gleeson, ja, también hermanos en la realidad). Cómo en el mito, Caín enloquece y mata a Abel por pura envidia, por lo cual perdona a Adán y Eva y deja que se queden en su casa por el luto de su fallecido hijo. En el funeral de Caín, la gente muestra luto al fallecido, mientras todos alaban a Bardem por el gesto de bondad que ha tenido al abrirles las puertas de su casa. Finalmente, el funeral desemboca en un caos causado por los invitados, alterando el orden de la casa, perjudicando a la madre naturaleza, para posteriormente ser echados de su hogar por Madre. 



Pero toda esta locura armada en el logar tiene su final recompensa: hace que Bardem consiga inspiración para la escritura de su ansiada obra (¿El Antiguo Testamento? ¿El Nuevo Testamento? ¿La Biblia? ) y Lawrence, después de varias alusiones de ello en el guión, queda embarazada. Meses más tarde y con Madre en avanzado periodo de gestación, el libro termina siendo un éxito rotundo, y todo parece haber vuelto a la normalidad y la calma en el particular Jardín del Edén de la pareja. La estabilidad vuelve a romperse cuando irrumpen en la estancia cientos de seguidores del poeta que adoran su obra, y que terminarán por desatar el caos y la violencia en un curioso paralelismo con la "caída del hombre" de la Biblia.



El hecho que marca un antes y un después en la película es cuando Madre en mitad del caos da luz al que, literalmente, es el hijo de Dios (Jesucristo) el cuál entrega a los humanos debido a satisfacer el clamor de sus fieles, los cuáles lo matan y despedazan, comiendo su cuerpo en señal de ofrenda. Aquí creo que se nos muestra como los humanos matamos (cruxifixión) y posteriormente tomamos su cuerpo (eucaristía) como una ofrenda al señor.

Esto nos quiere decir que Dios deja que su creación, nosotros (representados como la gran multitud de gente dentro de la casa, la cual destroza la casa a su paso) haga lo que quiera, observándolos sin juzgarles, prohibirles... Él es sumiso de su creación, permitiéndoles que hagan todo tipo de atrocidades. La casa representa la Tierra, la cual el ser humano destruye a su paso, y la Madre naturaleza sufre cada daño que hacen a esta. Él perdona al ser humano en todas sus consecuencias, teniendo un amor ciego a su creación. Al final, vemos como nosotros destruimos la Tierra, causando que la Madre Naturaleza que autodestruya (en la cinta causando un incendio que destruye toda la casa) pero que, siempre, Dios logra crear un nuevo mundo (Aronofsky plasma la reconstrucción de la humanidad gracias a la figura cristalizada que Lawrence posee en su corazón tras el incendio), e intentar perdonarnos. Ese nuevo mundo se muestra en la reconstrucción de la casa, la cual vemos como Lawrence lleva toda la película intentándole insuflar vida. La Madre naturaleza siempre intenta mantener a flote el mundo, dotándolo de todo tipo de cosas, pero el ser humano siempre llega ahí para destruirlo y Dios para reformarlo.




Además de esta metáfora al medioambiente y el impacto ambiental que tiene el ser humano sobre este, también critica otros temas como la religión, mostrándonos como diversos devotos llegan a enloquecer causa de su adoración, como cometer todo tipo de atrocidades (desde matar a gente que no comparta su misma religión, la esclavitud de estos... como bien se ve en el tercer acto). 

Hay un montón de detalles que seguramente se me escapen, y que en un segundo visionado puedo descubrir dado que, esta película, está llena de simbología y detalles los cuáles hacen muy interesante a esta Madre!



Y esta ha sido mi humilde interpretación de la película, espero que os guste, y a ver si sigo más la pista de Aronofsky. Me he retrasado bastante en traerla, culpa del verano, que nos hace perezosos a todos... Aun así, dejad en los comentarios vuestra opinión sobre la cinta, me gustaría saberla y más siendo tan controvertida como esta. Si no la habéis visto, no olvidéis darle su respectivo voto de confianza. Dicho todo esto, ¡un saludo y nos leeremos pronto!

viernes, 6 de julio de 2018

¿EN SERIO? NO, EN SERIE: LEGIÓN: TEMPORADA 2


  • Título original: Legion (TV Series)
  • Año: 2017
  • Duración: 60 min.
  • País: Estados Unidos
  • Dirección: Noah Hawley (Creator),  Michael Uppendahl,  Dennie Gordon,  Noah Hawley, Larysa Kondracki,  Tim Mielants,  Hiro Murai
  • Guión: Noah Hawley, Peter Calloway, Nathaniel Halpern, Jennifer Yale
  • Música: Jeff Russo
  • Fotografía: Dana Gonzales
  • Reparto: Dan Stevens,  Rachel Keller,  Aubrey Plaza,  Jean Smart,  Bill Irwin,  Jeremie Harris, Katie Aselton,  Amber Midthunder,  Mackenzie Gray,  Jemaine Clement, Hamish Linklater,  Scott Lawrence,  David Selby,  Ellie Araiza,  Brad Mann, Luke Roessler,  David Ferry
  • Productora: 26 Keys Productions / Marvel Television
  • Género: Serie de TV. Ciencia ficción. Thriller | Drama psicológico. Cómic. Marvel Comics
  • Sinopsis: Serie de TV basada en el personaje de los cómics de X-Men David Haller (Dan Stevens), que fue diagnosticado de esquizofrenia cuando era un niño y que se encuentra en una institución mental. Su rutina en un hospital psiquiátrico cambia con la llegada de una nueva paciente llamada Syd (Rachel Keller), que desencadena el descubrimiento de que las voces y visiones que tiene pueden ser reales. 
Noah Halley (conocido por la serie también emitida por FX ``Fargo´´, basada en la película homónima de los hermanos Coen) es uno de los creadores más estimulantes del momento. El pasado año se introdujo en el mundo Marvel y estrenó su particular aventura mutante ``Legión´´, basada en la saga de cómics del mismo nombre (aunque no es una serie de héroes al uso), que para sorpresa de propios y extraños, se convirtió en un fantástico fenómeno mediático. Su primera temporada cautivó a todo aquel que se atrevió con ella; y es que, pese a no ser una serie apta para todos los públicos, por lo enrevesada que puede llegar a ser su trama y la duración de sus episodios, sí que es una serie capaz de enganchar a cualquiera y no dudaron en renovarla por una nueva temporada, emitida en nuestro país mediante FOX España.


Pues tras un año de espera desde su fantástica primera tanda de episodios, la apasionante serie de Hawley ha dado fin a su segunda temporada y sigue siendo igual de extravagante, rara y psicodélica que cuando dejó nuestras pantallas el pasado año. 


*La crítica contiene spoilers de la primera temporada, aconsejo verla antes de leer esta reseña, tenéis que darle su respectiva oportunidad*

La serie continúa con lo que ya dejamos atrás en la primera temporada. Ha pasado un año desde que el Rey Sombra escapase en el cuerpo de Bird (Jemaine Clement) y David (Dan Stevens) fuera secuestrado. Mientras, la gente de Summerland está integrada en la Division 3, que busca el cuerpo original de Farouk. Además en esta ocasión, David es más fuerte y se encuentra mucho más capacitado de lo que nunca lo había estado, pese que se sigue sintiendo en cierto modo atado al parásito del Rey Sombra. 



Aparte, se está propagando una infección mental denominada "castañeadientes" capaz de aniquilar a toda la población y aparece una Syd (Rachel Keller) del futuro, se produce el reecuentro de la gente de Summerland con David que, si bien es un evento gozoso, también es de sospecha ya que éste afirma no recordar nada de este año pasado. Ni siquiera ha sido consciente de que haya pasado tanto tiempo fuera... y su "relación" con Farouk y "Larry" (Aubrey Plaza) no está del todo clara.

Bueno, pues esto solo no es ni la mitad de la enrevesada trama que nos trae esta segunda temporada de ``Legión´´, una serie única en su especie donde Noah Hawley nos vuelve a agitar el cerebro como si de un batido se tratase, donde vuelve a traer su espectacular despliegue visual, creativo y narrativo al que llevamos acostumbrados desde ``Fargo´´. Como ya sucedió en la primera temporada, la serie no hace ascos a experimentar con la ciencia ficción pura y dura, el terror tanto físico como psicológico y la comedia negra en ocasiones. 



Y gracias a Dios que les han dado total libertad para hacer esta serie. Siguiendo los pasos del mismo personaje protagonista, ``Legión´´ vuelve a ser una experiencia totalmente paranoica. Desde el primer episodio de la temporada 2 de 'Legión' los nuevos derroteros que se nos ofrecen son absolutamente soberbios y espléndidos en rarezas, ambientes extraños y personajes que parecen moverse como pez en el agua en un universo diseñado de forma consciente para volarnos la cabeza. Este sensacional juego mental hace que el rompecabezas que suponía la primera temporada parezca un puzzle para niños de 3 años, haciéndonos pensar a los espectadores por momentos que están manipulando nuestra mente, como al mismo David. Noah Hawley junto a los diferentes guionistas que escriben la serie, han concebido desde el principio una propuesta preparada para ser distinta. El único límite que tiene ``Legión´´ es la imaginación de sus creadores, lo que me permite confiar en más dosis de psicología, onirismo supercreativo, habitaciones del subconsciente y un David cada vez más autoconsciente en el futuro. También es de admirar que con todos estos elementos la serie no se ahogue en la propia complejidad de sus libretos, lo que estamos viendo en pantalla nunca resulta exagerado o irreal. 

Otro elemento que gira en torno a la serie es la delgada línea que separa la genialidad del espectáculo fantástico vacío en la que siempre se tambalea Noah Hawley, de si la experimentación audiovisual servía más a la historia o al ego del artífice. Pues como ya sucedió en la primera temporada, la balanza entre la historia que quiere contar y la psicodelia que la protagoniza queda perfectamente equilibrada. Mutantes, psíquicos, viajes en el tiempo, secretos, el mundo de la mente y del exterior... Todo esto se desarrolla al servicio de la historia, tomándose su tiempo, sin entretenerse demasiado en el festín visual cargado y vacío. Y vaya si tiene festín visual, pero va agarrada de la mano junto a la excelente narrativa que tiene la serie. Eso sí, cuando digo festín visual no me refiero solamente a los efectos especiales,  ``Legión´´ no es una típica serie de acción sobrecargada con CGI. Aquí las batallas no solo se acompañan de explosiones y patadas “realistas”, sino que hasta en ocasiones se narran mediante baile.

Podrían haber optado por un enfoque más convencional, pero prefieren arriesgarse y contarnos la historia mediante muchas formas distintas de narrativa: flashbacks, minicuentos, historias alternativas... Hasta se nos dan pequeñas lecciones de psicología con la narración de Jon Jamm, donde se nos hablan de los fascinantes conceptos que van apareciendo en el curso de los episodios. 


Uno de los puntos fuertes de la serie es que el protagonista siga siendo Dan Stevens. Está impecable como David Haller, de verdad. Solamente con su mirada es capaz de transmitir el auténtico desconcierto, a la par que una fiereza increíble, y los tics que le dota al personaje nos transmiten la verdadera locura y el infierno que sufre Haller en su cabeza. Junto a él, el resto del reparto es lo suficientemente bueno (destacando a Aubrey Plaza y Navid Negahban, los dos malos de la obra, junto a Jemaine Clement) como para conseguir que el público se sumerja en la propuesta en los 60 minutos que dura cada episodio. 

Por otra parte, los efectos especiales, el color, el sonido y la calidad técnica en general siguen siendo casi de otro mundo. Hay pocas series últimamente que tengan tal calidad y consigan, al mismo tiempo, no tapar la trama con tanto efecto. No son una máscara, sino un potenciador.



La segunda temporada de ``Legión´´ vuelve a ser de sobresaliente. Noah Hawley está demostrando cada vez más ser un genio en la pequeña pantalla.  Estos episodios nos continúan seduciendo de esa manera tan estrambótica y característica, estando prácticamente al nivel de la primera temporada y volviendo a consagrar a FX como una de las mejores cadenas de la parrilla televisiva actual, trayéndonos propuestas gratamente estimulantes como esta ``Legión´´ o la también comentada ``Atlanta´´ que no tienen nada que envidiar a las series que ahora mismo se encuentran entre las más queridas por el público. Esquizofrenia explosiva en un show que nos sigue mostrando lo racional de su irracionalidad, jugando con el espectador y consigo misma. Sin duda, las expectativas por la siguiente temporada son muy altas y si siguen por este rumbo las pueden hasta superar. 

Valoración Final: 9/10



¡Y hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado, la apoyéis (compartiéndola en las redes sociales y demás bestias) como siempre y si la habéis visto, me contéis vuestra opinión sobre la serie sin ningún tipo de vergüenza. Y si no la habéis visto ¡darle vuestro respectivo voto de confianza! Después de toda esta parrafada, solo me queda despedirme ¡Nos leeremos!

sábado, 30 de junio de 2018

SIN FILTRO: ¿QUÉ ESTÁ FALLANDO EN EL UNIVERSO EXTENDIDO DE DC?

Hace ya tiempo que quería empezar con esta sección. La idea de ``Sin Filtro´´ era hablar más pausadamente y sin pelos en la lengua de una película/ serie (criticándola tanto por puntos como mediante un análisis), o una polémica/tema que englobase el cine o las series. Pues inauguramos la sección por todo lo alto, con un universo que levanta pasiones y odios a partes iguales: El Universo Extendido de DC. Espero que os guste y quiero recalcar antes de empezar que esto no es más que mi punto subjetivo del tema. También podéis animaros a darnos vuestra opinión en la caja de comentarios sin ningún problema y apoyar la entrada en caso de que os guste. Dicho esto, ¡comencemos! 


En 2013, la compañía DC inició formalmente su universo cinematográfico con la película ``Man of Steel´´ (o el Hombre de Acero para los hispanohablantes), donde Henry Cavill se puso el traje de Superman por primera vez y Zack Snyder (tras las geniales aventuras comiqueras que son ``300´´ y ``Watchmen´´, también de DC Comics) nos trajo su particular visión del héroe kriptoniano en una cinta más oscura y grandilocuente de lo esperado que mostraba a Kar-El como una especie de mesías. Dividió a crítica y público, pero aunque no fuese la historia de Superman definitiva, resultó una entretenida experiencia en el cine y se veían atisbos de que podía venir algo mucho más grande. 


Pasaron tres años y Snyder retomó al personaje del planeta Kripton para enfrentarlo con el tenebroso hombre murciélago en la decepcionante ``Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia´´, y que pese a que yo soy un febril admirador del cine marvelita, pensaba que incluso le iba a dar vuelta y media a ``Capitán América: Civil War´´, estrenada también ese mismo año y que compartían la misma escala en cuanto a hype e impacto se refiere. Solamente Ben Affleck como Batman y Gal Gadot como Wonder Woman salieron ilesos de las críticas. Ese mismo año nos mostraron a los villanos más famosos de DC en la también irregular ``Escuadrón Suicida´´ y el pasado 2017 pudimos disfrutar de la placentera cinta en solitario de ``Wonder Woman´´, volviendo a revitalizar el DCEU, pero unos meses más tarde volvía la mala racha. ``Justice League´´ resultaba torpe, poco atractiva y lo peor de todo, apresurada y carente de épica, resultando rutinaria y fácil de caer en el olvido por su ligereza. Y, con todos los problemas que tienen sus películas, significa que algo está pasando en DC/ Warner Bros. Pero ¿qué ocurre con el Universo Extendido de DC?


Para comenzar, yo veo varios posibles problemas en el DCEU:

El primer problema y el que me sorprende que no hayan solucionado ya. Las cintas de superhéroes han llegado a ser un género narrativo en sí mismas, donde podemos ver muy buenas historias y personajes asombrosos. El problema más grave de las cintas del DCEU suele ser su desastroso montaje, en el que las historias que estamos viendo parecen desarrolladas a trozos y con escenas unidas entre ellas con superglue. Ninguna película de este universo (a excepción de Wonder Woman) desarrolla su historia de manera fluida y esto hace que salgas de ella (a veces dificultando la construcción de personajes). Estos fallos nos prometen que se solucionan con la famosa ``versión extendida´´ pero, ¿qué sentido tiene esto? ¿ver unas cuántas escenas más en casa en vez de simplemente no dejarme en el cine con cara de poker porque no sé lo que está pasando en pantalla? Un gran ejemplo de ello es ``Batman v Superman´´ la cuál resultaba atropellada por la poca fluidez que había de una escena a otra, algunas resultaban confusas, aparte de querer abordar mucho contenido, como introducir nuevos elementos para próximas películas de manera muy forzada, parecía una cinta incompleta. Su versión extendida (con media hora más de duración) mejoraba muchos puntos, pero ¿por qué el público tiene que esperar a ver un buen producto en casa? Sin duda, la post-producción en el DCEU es un punto a mejorar. 



El segundo problema es que han cometido el error de no presentar a todos sus personajes de manera individual. Algo que admirar del UCM (Universo Cinematográfico de Marvel) es que se presentaron a la mayoría de sus héroes con una (o hasta dos) películas en solitario antes de juntarlos en las cintas de los Vengadores, causando que al reunirlos ya hayamos conectado por ellos anteriormente. La empatía es un punto fundamental en el desarrollo de una historia, pero para tenerla el público debe conocer más en profundidad a los protagonistas de esa historia. La mala gestión de los proyectos nos hacen pensar que personajes como FlashAquamanCyborg o hasta los ya conocidos Joker y Batman deberían haber tenido su película previa para así poder conocerlos mejor antes de ser reunidos en una película coral y saber más de ellos. Pero parece que los ejecutivos de Warner y DC pensaron que traer primero ``los platos fuertes´´ de su universo (Justice League, Batman v Superman, Suicide Squad), sin construir personajes (solamente Superman y Wonder Woman han tenido cinta individual hasta ahora) ni cocer su universo lentamente, iba a ser una buena jugada. Esperemos que en el futuro y cuándo salgan todas estas películas, este problema se pueda dar como resuelto. 


El tercero, es la inevitable comparación que se le hace con el Universo Cinematográfico de Marvel. Mientras que el DCEU tiene solamente cinco películas estrenadas en su haber, el UCM lleva ya 10 años de recorrido y con más de 17 películas desarrolladas a sus espaldas, además de ser un universo muy grande y que ya ha encontrado su hueco en el séptimo arte. Además, desde el comienzo de las cintas de DC y Marvel, ha estado existiendo esa estúpida rivalidad en la que constantemente se repite que DC es más adulto y Marvel opta por ser más infantil, con más comedia. Claro, porque ``Avengers: Infinity War´´ está al nivel de un episodio de ``Barrio Sésamo´´. 

“¿Porque tan serio?” La famosa frase del Joker de Heath Ledger en ``The Dark Knight´´ bien podría haber surgido del villano viendo las primeras películas del DCEU. Marvel no inventó el humor en el cine de superhéroes, sencillamente lo han sabido utilizar mejor que otros. Tampoco es querer que todas las películas del universo sean comedias, pero es importante tener variedad. Tanta oscuridad se haría excesiva. 



Marvel Studios ya ha encontrado su tono y estilo definidos y sabe lo que su público quiere, por lo cual siempre le da lo que quiere ver (en el buen sentido), y siempre resultan un éxito asegurado. El DCEU todavía está encontrando ese estilo único, ya que todavía no sabe exactamente lo que quiere el público. 

En definitiva, dejemos esta guerra absurda entre Marvel y DC y centrémonos en lo que nos interesa: Disfrutar. 



Y el último pero no el menos importante, DC no da el tiempo suficiente a los directores para ser todo lo creativos que podrían ser. Esta fue la respuesta de Cristopher Nolan (director de la excepcional trilogía del Batman de Christian Bale) cuando le preguntaron donde reside el problema del nuevo universo cinematográfico de DC, añadiendo que él tardó siete años de ``Batman Begins´´ a ``El Caballero Oscuro´´ en un largo proceso de preparación y escritura. Y otra cosa que el director de ``Origen´´ añade, es que él fue el último caso de tomar las riendas de una entrega y tomarse tanto tiempo de una parte a otra. A David Ayer para ``Escuadrón Suicida´´ solo le dieron seis semanas de plazo para el guión, porque ya tenían la fecha confirmada, iba bajo presión y esto tal vez fue lo que provocase el tremendo rechazo que se recibió de parte de crítica y público, además del desacuerdo entre las visiones del cineasta y el estudio. Quizás empiece a ser el momento de plantearse dar un poco más de espacio a sus productos...



Y no es solo el tiempo. Zack Snyder y su ``Liga de la Justicia´´ ya estaba hecha, pero se marchó del proyecto por una tragedia familiar. Además estaba en fase de postproducción y Snyder enseñó su corte a Warner Bros con malos resultados, ya que la cinta no gustó, diciendo incluso que era imposible de ver (según la página web Collider). Esa imposibilidad de ver la película quizá tuviera que ver con el desorden narrativo característico del cineasta o por el volumen de oscuridad que dotó al film, como ya sucedió con la polémica ``Batman v Superman´´. Sea como sea, fue esta película la que provocó la salida del director del DC Extended Universe. 


Pero los reshoots que hizo Joss Whedon, director las dos primeras entregas de ``Los Vengadores´´, transformaron la cinta de Snyder en un monstruo de Frankenstein, cambiando el tono de la cinta, el orden de las escenas y en general, el tono narrativo de la película, ``marvelizando´´ la perspectiva de Snyder de forma ineficiente y caótica. Y esto se notaba en la cinta que se enseñó en cines. Las escenas hechas por Snyder fusionadas con las hechas por Whedon estropeaban el ritmo de la película, aparte de que el comportamiento y la personalidad de los personajes no concordaban con lo visto anteriormente de ellos (eso sí, había varias escenas re-grabadas muy acertadas). Los directivos de Warner y DC deberían confiar en sus productos y dar libertad a los directores, tanto temporal como creativa, algo que hace Marvel con excelentes resultados en crítica y taquilla. Si confías en un director para hacer una cinta, debes confiar también en la visión que tiene para esta. Patty Jenkins triunfó con su ``Wonder Woman´´ por dejarle total libertad con el personaje y eso es lo que están haciendo con James Wan en ``Aquaman´´ así que eso es un indicio de encontrar en ella una película con personalidad propia. 




Actualmente, las películas de superhéroes salen como churros, y DC parece que quiere construir su universo lo más rápido posible para así hacerse su hueco en el cine. Solo hay que ver su abultado calendario: Wonder Woman 1984, Aquaman, Flashpoint, The Joker, Gotham City Sirens, The Batman, Shazam, Suicide Squad 2... Sin duda, el material es muy bueno. Distintos tonos, distintos héroes y pueden hacer un universo fresco y variado. Solo queda sacarle buen partido, y tienen mucho potencial para ello. Los personajes y la marca no se merecen la mala fama que tienen últimamente, aunque se la hayan ganado desgraciadamente. Pero todavía están a tiempo para levantar cabeza y encontrar la ansiada fórmula del éxito. 




viernes, 22 de junio de 2018

¿EN SERIO? NO, EN SERIE: ATLANTA



  • Título originalAtlanta 
  • Año2016- 2018 (Tercera temporada en 2019)
  • Duración: 20-30 min.
  • País: Estados Unidos
  • DirecciónDonald Glover (Creator),  Hiro Murai,  Donald Glover,  Janicza Bravo, Amy Seimetz
  • GuiónDonald Glover, Stephen Glover, Jamal Olori, Stefani Robinson, Fam Udeorji
  • MúsicaLudwig Göransson
  • FotografíaChristian Sprenger
  • RepartoDonald Glover,  Emmett Hunter,  Lakeith Stanfield,  Terri Abney,  Jane Adams, Lucius Baston,  Zazie Beetz,  Precious Bright,  Deaven Brooks,  Jessica A. Caesar, Roy Coulter,  Elizabeth Davidovich,  Crystal Alicia Garrett,  Chris Greene, Derrick Haywood,  Key Jones,  Isiah Whitlock Jr.
  • ProductoraEmitida por FX; FX Productions
  • GéneroSerie de TV. Comedia. Drama | Música. Hip Hop
  • SinopsisEn la ciudad de Atlanta, dos primos afroamericanos se meten en el mundo del rap. Su evolución profesional será complicada por su diferente percepción de lo que es el arte, el producto, el éxito y otras cosas. 


Seguramente este último mes no habréis parado de leer tanto por redes sociales como en cualquier otro sitio el videoclip ``This Is America´´ el impactante nuevo hit musical de Childish Gambino, alter ego de Donald Glover, sí, ese polifacético hijo de Danny Glover, compañero de locuras de Mel Gibson en ``Arma Letal´´, que puede encarnar al perfecto Lando Carlrissian en el canon Star Wars como puede ser un genial cantante y mientras tanto, ponerse detrás y delante de las cámaras junto a Hiro Murai, director habitual de los vídeos de Gambino y de 13 de los 21 episodios que componen estas dos temporadas que posee su excelente propuesta televisiva ``Atlanta´´, en la que vuelve a aplicar la crítica social acerca de la experiencia negra en el Estados Unidos actual que tanto caló en el último vídeo musical de Glover. 



Si a lo mencionado anteriormente le sumamos también el mundillo del hip-hop y la música urbana, habríamos descrito en pocas líneas lo que es ``Atlanta´´. Eso sí, esto puede sonar muy bien, pero Donald Glover no nos ha traído lo que el espectador medio (mejor rectifico, porque ni el espectador más espabilado se ve venir los rumbos que toma esta serie) se puede esperar de esta propuesta. Porque pese a que es etiquetada como una comedia y tener una ligera duración de 20 minutos por episodio, Atlanta no es una comedia. Tampoco es un drama con tintes de comedia. Donald Glover y compañía experimentan con diferentes géneros y estilos narrativos, haciendo que sus reglas se establezcan y se rompan en cada episodio. Puedes pasar de un episodio en el que te rías a carcajadas, como es el caso del cachondísimo 1x06 (de los mejores de la serie) a otro al más puro estilo David Lynch en el que prima la tensión y el terror muy por encima de la comedia (hablo del 2x06, Teddy Perkins, donde Glover crea su propia ``Get Out´´/``Déjame Salir´´ en tan solo 42 minutos) . 



Atlanta: ¡This is America too!

Si la serie resulta una de las propuestas más interesantes del círculo televisivo actual es debido a que no sabes que va a deparar el episodio siguiente, y eso convierte a esta tanda de episodios en una experiencia muy estimulante. Porque la serie simplemente se dedica a seguir a sus genialmente escritos protagonistas, todos ellos magníficos y ninguno sin resaltar por encima del otro: Donald Glover como Earn, primo de Paper Boi, el delirante personaje que interpreta Brian Tyree Henry, el cual no sabemos si es demasiado tonto, demasiado sabio, o simplemente está fumado de narices. También se suman al elenco Lakeith Stanfield como Darius (el cual también apareció en ``Get Out´´), la mano derecha de Paper Boi y Zazie Beetz (ya vista anteriormente en Deadpool 2) como Van, la novia de Glover en la ficción. La serie dedica episodios individuales y grupales que sirven para desarrollarlos a todos por igual, de manera que conseguimos conocerlos a la perfección y te engancharás a ellos dándoles solamente un par de episodios. 




Esto es debido gracias al guión escrito mayoritariamente por Donald y Stephen Glover, aunque también colaboran en la escritura de diversos episodios Jamal Olori, Stefani Robinson y Fam Udeorji. Los libretos resultan muy ricos en matices en cuanto a personajes y la atmósfera que los rodea, con diálogos escritos de forma excepcional y que resultan ingeniosos a la par que punzantes. También destaca la dirección de actores y su excelente fotografía, que bajo su apariencia de ``serie ligera´´ (donde la fotografía normalmente resulta rutinaria) nos sorprende con planos exquisitos y propuestas visuales realmente llamativas. Su banda sonora, casi enteramente compuesta por temas de rap, hip-hop, trap y blues afroamericano no iba a ser menos. 

Se podría debatir si ``Atlanta´´ es un drama antes que una comedia. Pero me temo que a pesar de las sonrisas que nos consiguen sacar con el paso de los episodios, solo hay que ver la situación en la que viven los protagonistas. Viven en un mundo de armas, drogas y no tienen trabajo ni dinero, intentando avanzar adelante de cualquier manera. Pese a su apariencia de comedia ligera, la serie ahonda en los miedos y sentimientos de los personajes sin apenas afectar al tono que tiene en cada episodio. Lo que sí podemos afirmar de ella es que es una propuesta extraña, extravagante, donde el hasta el más mínimo detalle tiene esencial relevancia en la trama. La serie parece reflejar la vida real en América llegando a ser incluso un espejo de lo que pueden llegar a vivir las personas de color en Estados Unidos, pero en verdad la serie se representa en su propio universo, ajeno a nuestra vida real. En este entorno la atmósfera es más surreal de lo imaginable y se dejan ver muchos elementos variopintos, como un coche invisible, un Justin Bieber negro y huellas de pisadas en el techo al más puro estilo de ``El Exorcista´´ que claramente, no tienen respuesta. En Atlanta puede pasar cualquier cosa y aún así mantenerse anclada a la realidad. 



La cadena televisiva FX, conocida ya por traernos series diferentes y estimulantes como ``Fargo´´ o ``Legión´´, vuelve a sorprendernos con ``Atlanta´´. Donald Glover y su tropa nos traen una divertidísima serie que no tiene miedo de juguetear con el terror más perturbador o el drama personal y que como ya es normal en Glover, también funciona como una ácida crítica del comportamiento racial de la América actual y las diferentes caras que pueden tener la música urbana, la prensa o las redes sociales. ¿Qué esperar de ella? Mejor no os hagáis una idea de la experiencia que supone. Ni yo mismo la he sabido describir adecuadamente. Simplemente ponerse cómodos y dejarse llevar por este alocado mundo que es Atlanta. No dudo en que Glover tiene un gran futuro musical y cinematográficamente hablando...

Valoración Final: 9/10



¡Y hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado, la apoyéis (compartiéndola en las redes sociales y demás bestias) como siempre y si la habéis visto, me contéis vuestra opinión sobre la serie sin ningún tipo de vergüenza. Y si no la habéis visto ¡darle vuestro respectivo voto de confianza! Después de toda esta parrafada, solo me queda despedirme ¡Nos vemos!