Translate

jueves, 13 de septiembre de 2018

CRITICANDO QUE ES GERUNDIO: HEREDITARY



  • Título originalHereditary
  • Año2018
  • Duración:126 min.
  • PaísEstados Unidos
  • DirecciónAri Aster
  • GuiónAri Aster
  • MúsicaColin Stetson
  • FotografíaPawel Pogorzelski
  • RepartoToni Collette,  Gabriel Byrne,  Alex Wolff,  Milly Shapiro,  Ann Dowd
  • ProductoraPalmStar Entertainment / Windy Hill Pictures. (Distribuida por A24)
  • GéneroTerror. Sobrenatural. Cine independiente USA
  • SinopsisCosas extrañas comienzan a suceder en casa de los Graham tras la muerte de la abuela y matriarca, que deja en herencia su casa a su hija Annie. Annie Graham, una galerista casada y con dos hijos, no tuvo una infancia demasiado feliz junto a su madre, y cree que la muerte de ésta puede hacer que pase página. Pero todo se complica cuando su hija menor comienza a ver figuras fantasmales, que también empiezan a aparecer ante su hermano. 

Hacer películas de terror en el siglo XXI no es sencillo. Casi todo está ya contado y caer en clichés es lo más común, y aunque la gran mayoría del público es cínico y se da cuenta lo fácil que es subir el volumen y entregar un susto efímero y olvidable, justamente lo que reclaman las masas son estímulos constantes y por eso son muchísimas películas las que caen en esto y el género tiene tanta mala fama. Para bien o para mal, lo que no se puede dudar es que estamos ante uno de los muchos soplos de aire fresco que estamos viendo estos últimos años en este trillado género, como pueden ser la tensa ``A Quiet Place´´ o la curiosa ``It Follows´´, y todavía faltan por estrenarse el remake de Suspiria de Luca Guadagnino y la violentísima Ghostland de Pascal Laugier (Martyrs) aquí en España. Pero difícil va a ser que una película de horror este año cumpla las expectativas de la forma que lo ha hecho la cinta del debutante Ari Aster  (incluso superándolas), habiéndose leído incluso que estábamos ante ´´El Exorcista´´ de nuestra generación. 



A24 vuelve al género de horror tras el pinchazo severo que supuso para mí ´´Llega de Noche´´, devolviendo a la distribuidora a los altares dignos de cintas anteriores como ´´Ex Machina´´en términos de vender un producto de forma potente y que da lo que promete con creces ante todo presunto pronóstico. No esperes un festival de sustos a lo ´´The Conjuring´´, aunque bien nos recuerda a ella en cuanto a términos visuales y atmosféricos. Pero tampoco es un viaje a ninguna parte como ´It comes at Night´. ´Hereditary´ nos remite a un terror personal, orquestado por los dramas de sus personajes: un terror psicológico puro y duro, que no necesita golpes de efecto baratos para causar impresión. 



Muchos han dicho que si es un vende humos, que si está sobrevalorada, que si es aburrida, que si Toni Collette no hace más que exagerar, que si el final traiciona todo lo anterior y se desvía de la trama, que si no tiene final después de todo... Bueno, al fin y al cabo una de las cosas buenas del cine es que la percepción del espectador hace que veamos películas distintas, al más puro estilo de quien escucha Yanny o Laurel. Esta película nos demuestra que aún con las bases del género de terror ya asentadas y de sobras, aún se pueden entregar cintas sorprendentes, de estas que se quedan contigo tiempo después de haberla visto y que en tiempo será de referencia por seguro. Una que mezcla el terror atmosférico de `It Follows´ y a vez propone ideas e imágenes que asaltan tu cabeza de forma brutal dando lugar al terror más perturbador y sangriento visto últimamente en pantallas.



La cinta se puede dividir en dos partes: la primera, más cercana al drama familiar, va cociendo el terror poco a poco, construyendo un clima tenso e incómodo desde la excelente puesta en escena de Ari Aster (que para ser un debutante tiene la precisión de un experto) y las actuaciones. Conocemos a la familia: Annie (una espléndida Toni Collette cuya actuación merece una nominación al Oscar, lástima que ya sabemos como es la Academia con el cine de terror), su esposo (el que peor sale parado del círculo actoral pero aun así Gabriel Bryne resulta efectivo), su hijo Peter (un excelente Alex Wolff) y la hija pequeña (una silenciosa y enigmática Milly Shapiro, que se pone en el podio de chicas creepy del cine). Nos metemos en su miseria, en el dolor de su pérdida, en toda la tristeza y tensión que se respira en esa casa en un ambiente cuasi claustrofóbico, donde salimos poco o nada de ese nido de los horrores. Uno de los grandes triunfos de Hereditary es que te acerca a sus personajes. Nos compadecemos de ellos y realmente deseas que no les pase nada malo, aunque sepas que eso es algo inevitable. Y cuando piensas que nada les puede ir peor que en esa impactante primera parte, llega un giro que rompe toda la calma con la que se cocinaba todo para dar comienzo al segundo tramo del filme.

Y ahí es donde la locura se desata. Si bien el guión escondía sorpresas sangrientas desde la media hora de filme, aquí la tensión explota para dar lugar a un climax brutal. Como si de un paseo de los horrores se tratase, la familia va aconteciendo horror tras horror a cada cual más monstruoso hasta que el final llega y todo cobra sentido. Quedan cosas sueltas, eso sí, porque la película te invita verla nuevamente para descubrir todos los detalles que un primer visionado pasan obviamente desapercibidos. Está pensada hasta en el más mínimo detalle, como si de la maqueta en la que el personaje de Annie está trabajando se tratase, con una edición y fotografía cuidados a detalles y un guión escrito con mucha soltura.



´Hereditary´ se resiste a avanzar el relato a golpe de susto o siguiendo el caudal de la sangre derramada (que también), estando meticulosamente preparada desde su inicio para no ser una película de terror al uso. El toque de “drama familiar” que le adjudica el director no es una excusa, sino una demostración de hasta qué punto nuestros peores horrores pueden ser oscuros, deprimentes y cotidianos. La cinta de Aster es una perturbadora sorpresa, una auténtica maravilla y sigue confirmando la década que vivimos como una de las más creativas y estimulantes de la historia del cine de terror. Y, por todos estos motivos y más, solamente puedo rendir adoración al señor Aster con una reverencia de discípulos decapitados. Una de las mejores cintas del año. 

Veredicto Final: 9,5/10



¡Y hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado, la apoyéis (compartiéndola en las redes sociales y demás bestias) como siempre y si la habéis visto, me contéis vuestra opinión sobre Hereditary sin ningún tipo de vergüenza en los comentarios, y si no la habéis visto, ya sabéis... Después de toda esta parrafada, solo me queda despedirme ¡Nos vemos!

2 comentarios:

  1. ¡Gracias por la reseña libre de spoilers! Todavía no la he visto, pero espero que me guste tanto como a ti. Yo también estoy cansada de películas de terror compuestas en un 97% por clichés del género. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por tu comentario! ;) Espero que te guste, pero no te prometo nada, es una muy rara avis xD ¡Me alegro que te haya gustado la crítica y un saludo!

      Eliminar