Translate

viernes, 14 de diciembre de 2018

CRITICANDO QUE ES GERUNDIO: BOHEMIAN RHAPSODY



    • Título original: Bohemian Rhapsody
    • Año: 2018
    • Duración: 134 min.
    • País: Reino Unido
    • Dirección: Bryan Singer
    • Guión: Anthony McCarten (Historia: Anthony McCarten, Peter Morgan)
    • Música: John Ottman (Canciones: Queen)
    • Fotografía: Newton Thomas Sigel
    • Reparto: Rami Malek, Joseph Mazzello,  Ben Hardy,  Gwilym Lee,  Lucy Boynton,  Aidan Gillen, Tom Hollander,  Mike Myers,  Allen Leech,  Aaron McCusker,  Jess Radomska, Max Bennett,  Michelle Duncan,  Ace Bhatti,  Charlotte Sharland, Ian Jareth Williamson,  Dickie Beau,  Jesús Gallo,  Jessie Vinning
    • Producción: Coproducción Reino Unido-Estados Unidos; GK Films / New Regency Pictures / Queen Films Ltd. / Tribeca Productions / Regency Enterprises. Distribuida por 20th Century Fox
    • Género: Drama. Biográfico. Música. Homosexualidad. 
    • Sinopsis: 'Bohemian Rhapsody' es una celebración del grupo Queen, de su música y de su extraordinario cantante Freddie Mercury, que desafió estereotipos e hizo añicos tradiciones para convertirse en uno de los showmans más queridos del mundo. La película plasma el meteórico ascenso de la banda al olimpo de la música a través de sus icónicas canciones y su revolucionario sonido, su crisis cuando el estilo de vida de Mercury estuvo fuera de control, y su triunfal reunión en la víspera del Live Aid, en la que Mercury, mientras sufría una enfermedad que amenazaba su vida, lidera a la banda en uno de los conciertos de rock más grandes de la historia. Refleja asimismo cómo se cimentó el legado de una banda que siempre se pareció más a una familia, y que continúa inspirando a propios y extraños, soñadores y amantes de la música hasta nuestros días. (Fuente: FILMAFFINITY)

    Emoción. Pasión. Euforia. Melancolía. Tristeza. Todas estas sensaciones son las que sentía y sigo sintiendo a día de hoy al escuchar una de mis bandas musicales favoritas y una de las mejores de todos los tiempos, Queen. La voz de Freddie Mercury y la precisión con la que los demás componentes del grupo tocaban sus distintos instrumentos siempre hace transportarme a otro universo, evadirme de la realidad por unos minutos, disfrutar del maravilloso arte que es la música. Y todas estas emociones volvieron a recorrer mi cuerpo en la sala de cine donde proyectaron esta maravillosa ´Bohemian Rhapsody´ de Bryan Singer (director de la saga mutante X-Men), titulada como una de las más míticas canciones del grupo.

    Cabe destacar que la cinta ha tenido a una gran división entre crítica y público, habiendo tenido un gran tirón en taquilla y haciendo que los fanáticos del grupo salgan extasiados de las salas de cine, mientras que la prensa más bien la ha dejado por los suelos o con críticas bastante reguleras a excepción de algunas bastante entusiastas. Aprovechando también sus recientes nominaciones a los Globos de Oro a mejor película dramática y mejor actuación (y más que merecidas), no hagáis ni caso a la prensa, porque yo también he caído rendido a los pies de esta rapsodia musical.



    Partamos de la base de que si eres fan de Queen no puedes ser objetivo del todo con esta película, el mero hecho de escuchar semejantes canciones en una sala de cine y en una calidad de sonido inigualable ya amortiza el precio de la entrada. Porque el que asiste a ver ´Bohemian Rhapsody´ asiste a ver un gran espectáculo audiovisual, una experiencia sensorial en la que no faltan sus más grandes éxitos. Singer nos ha regalado una carta de amor al grupo, un homenaje que pese a las polémicas que han envuelto el rodaje, se nota que se ha puesto corazón, y eso se hace palpable en los 135 minutos que dura la película.

    No es una película perfecta, eso está más que claro, es una película cuyo ritmo es muy apresurado, que nos muestra los comienzos de la banda en los primeros 15 minutos, que vemos más bien poco de las vidas personales de la banda (excepto de Mercury, que es la gran estrella del filme), se puede decir que solamente es un mix de sus mejores éxitos puesto en pantalla grande... Pero hacía tiempo, hacía meses que no veía una película hecha con tanto amor a lo que trata, con tanto amor hacia la música, hacia Queen, y sobre todo hacia el cine.



    Empecemos con la dirección de Singer, o más bien del tándem compuesto por Bryan Singer y Dexter Fletcher, el cual se encargó de dar los últimos toques a la película tras la polémica de abuso sexual que recibió el director de la saga ´X-Men´ a unos meses de finalizar el rodaje del filme. 

    Introduciéndome un momento en este delicado tema, la mala fama que ha recibido el filme sinceramente me repatea. Me enerva que esta película haya sido vapuleada por la crítica especializada, supongo que por el hecho de que Singer haya sufrido demandas de abusar sexualmente a un menor, sin criticar objetivamente su trabajo realizado en el filme. El abuso sexual es un acto inhumano, horrible e indefendible, pero no debemos mezclar las cosas, cuándo una película es buena, se debe decir con total sinceridad y sobre todo con subjetividad crítica, no hay que masacrarla por el mero hecho de lo que haya hecho su director, menospreciando así el trabajo de estudios, equipos de realización y producción, actores y demás colaboradores que han puesto su esfuerzo y empeño en el filme y que no tienen ninguna culpa de lo que haya hecho su director años atrás. Y lo digo con la intención menos frívola posible.

    Dejando de lado el tema y continuando con la película, la dirección es magnífica, abundando una fotografía muy detallista (destacar los planos desde las gafas de Freddie), con una definición sobresaliente, y unos planos muy bonitos, con colores muy chillones y extravagantes como la banda a la que hace homenaje. El montaje es asombroso, con transiciones entre escenas dignas de un videoclip, y ver como recrean el videoclip de I Want to Break Free o ver la grabación del temazo que es Bohemian Rhapsody (el tramo de la granja es maravilloso). Y el maquillaje y el vestuario son dignos de aplauso, recreando a la perfección todos los trajes que Mercury y compañía portaba en sus conciertos, y un maquillaje que hace que veamos a Queen reflejados en los actores. Mención aparte al tramo final en el mítico concierto del Live Aid, grabado con un brío y un sentido del ritmo y la emoción que deja la película en lo más alto, dejando a un servidor la piel de gallina y los pelos de punta. Magnífico broche de oro al filme.

    Otro punto que tengo que decir es que no noto la película tan edulcorada y tan light como se dice por ahí, algo que he leído en muchas críticas negativas hacia el filme. Sinceramente no veo necesario ahondar más en la sexualidad de Freddie (que se trata de una manera muy sutil y natural, como debe ser), en sus excesos y vicios, su lucha contra el SIDA, entre otras etapas de su vida.

    Porque esta película no busca el morbo fácil, no busca mostrarnos la cara B de Queen de forma explícita, no, es un homenaje más que un biopic. Cómo biopic tiene sus problemas, que si es tópica y convencional a más no poder, que si varios tramos de la banda han sido pasados por el ´filtro cinematográfico´ tan visto en filmes biográficos, cosas muy edulcoradas en pantalla... Sí, todo eso es cierto. Pero para mí no ensombrece la sensación de escuchar sus temas retumbar por toda una sala de cine, de vivir una experiencia cercana a lo que Queen una vez fue, de las maravillosas interpretaciones de todo el reparto... Realmente ves en el sublime Rami Malek a Mercury en todo momento, su actuación va in crescendo hasta que al final se funde en uno con su personaje y entrega su alma en ese final en el Live Aid que, como he dicho anteriormente, hace vibrar nuestros cuerpos y elevar nuestras almas al cielo. Los movimientos, las formas, todo, Malek es puro Mercury. Y, obviamente, es más que merecedor de los galardones a los que sea nominado en la futura temporada de premios, por que la labor era titánica y a priori complicada, la de imitar a uno de los personajes más grandes de la historia sin caer en la sobreactuación o en la parodia, y él lo logra con una facilidad pasmosa. 



    Pero que Malek y su maravillosa actuación no ensombrezca al resto de Queen, Joseph Mazzello como John Deacon, Ben Hardy como Roger Taylor y Gwilym Lee como Brian May están sobresalientes en sus respectivos papeles, y sus parecidos físicos son más que notables. También cabe destacar a la novia de Freddie Mercury en la ficción, interpretada de forma más que efectiva por Lucy Boynton

    No hace falta ahondar en la banda sonora, el repertorio musical es magnífico, como no podía ser de otra forma, las piezas musicales acompañan en los momentos exactos perfectamente, sin resultar nunca metidos con calzador. Va a ser inevitable que no os mováis en vuestro asiento. 


    Cabe destacar como están introducidos el drama y la comedia en cada escena, de una manera tan natural, a favor de un ritmo que no decae y que hace que las dos horas y diez que dura se nos pasen volando. Una película que hace que nuestras emociones estén a flor de piel. Va a ser imposible que no derraméis una lagrima, o tembléis al escuchar sus canciones... Es una experiencia visual y musical a la que se va a sentir, a oír, a vivir la música. Es más que una película, es una experiencia que debe verse en un cine, dado que en casa probablemente pierda gran parte de su fuerza, la fuerza en la que reside el éxito del filme.


    ´Bohemian Rapshody´ es un éxito rotundo, un filme que se ha ganado al gran público debido a que a todo el mundo nos gusta o conocemos a Queen en el fondo, esa banda de incomprendidos cuyo diferente e innovador sonido nos ganó y, para mí, un chaval el cual no llegó a ver a Mercury tocar en vivo, esto es lo más cerca que voy a estar de sentir la fuerza, el poderío de Queen en mis carnes. Una experiencia inolvidable, la cual si os gusta tanto la banda, como la música, o meramente por ver nuevas propuestas por propio amor al cine como arte, debéis de ver, porque está hecha con tanto amor hacia lo que trata que no podéis hacer más que arrodillaros y sucumbir al atractivo visual y, cómo no, musical, que supone esta excelente Bohemian Rhapsody. No os la perdáis los que todavía no la habéis visto, que todavía sigue en cartelera, y creo que se quedará con nosotros estas navidades.

    PD: Escuchar la intro de 20th Century Fox hecha con guitarra eléctrica es impagable.

    Veredicto Final: 9/10



    Y esto ha sido todo, espero que hayáis disfrutado la lectura, apoyéis la crítica si os ha gustado (compartiéndola en las redes sociales y demás bestias) y si la habéis visto, me contéis vuestra opinión sobre la cinta sin ningún tipo de vergüenza en los comentarios, y si no la habéis visto, ya sabéis, ¡dadle su respectiva oportunidad que para eso está el cine! Después de toda esta parrafada, solo me queda desearos unas geniales Fiestas de Navidad y despedirme ¡Nos leemos pronto!

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario