Translate

lunes, 24 de diciembre de 2018

CRÍTICAS EN CÁPSULAS III: SORRY TO BOTHER YOU, LOS INCREÍBLES 2, ROMA, INFILTRADO EN EL KKKLAN

Feliz Navidad y bienvenidos a todos una vez más a Críticas en Cápsulas, siendo esta la tercera entrega de la sección. Las cuatro cintas que hoy nos ocupan son de géneros muy variados, pero con opiniones muy similares de mi parte, habiendo sido para mí cuatro pelotazos en el cine de este año. Dicho esto, comencemos con las mini-críticas:

Sorry to Bother You (Boots Riley, 2018)

Magnífico debut de este desconocido Boots Riley que nos cuenta la historia de un vendedor telefónico de color que descubre la clave para el éxito en el negocio comportándose como un blanco. Alocada comedia absurda (muy absurda) que funciona a modo de dardo envenenado contra el capitalismo y las injusticias sociales en el ámbito empresarial con un coral reparto compuesto por un Keith Stanfield (también colaborador en la serie ´Atlanta´, con la que comparte con el filme algunos elementos contra el racismo) en su mejor actuación hasta la fecha, una Tessa Thompson (la Valkiria de ´Thor Ragnarok´) en estado de gracia, un excéntrico Arnie Hammer haciendo de broker cocainómano y un largo etcétera de intrérpretes. Visionaria película perfecta para esta paranoica sociedad actual, fruto de un director novel al que le auguro un gran futuro en el cine. Hasta los momentos más rídiculos contienen alguna verdad y recomendada fervientemente al espectador que busque propuestas nuevas, frescas y, por qué no, alocadas.

Los Increíbles 2 (Brad Bird, 2018)

La película que ha llevado a millones de pequeños (y no tan pequeños) a las multisalas este verano. Brad Bird retoma la animación en esta secuela del filme de 2004 que resulta más ambiciosa, más espectacular y más inteligente incluso, con ciertos mensajes reivindicatorios feministas. Ha merecido la pena la larga espera, está todo tan calculado, tan bien pensado cada detalle que resulta hasta pasmoso: visualmente es sorprendente, las escenas de acción son espectaculares, la nostalgia bien introducida en el libreto y una continuidad tan asombrosamente conseguida y cuidada que parece mentira que haya 14 años de margen entre una cinta y otra. Tanto los personajes como el mundo en el que viven mantienen la exacta misma esencia que tuvieron en la primera entrega, cosa que tiene un mérito increíble, y que mejorará la experiencia para aquellos que amamos la original. Otro éxito absoluto de Pixar nuevamente con una animación impecable y una historia entretenida de principio a fin y con ciertas reflexiones sobre la familia y el feminismo, además de un ácido humor que conseguirá sacar las carcajadas a todo tipo de público, que harán que los adultos también disfruten el visionado. Después de tanta espera se puede decir por fin que se ha hecho justicia al filme original y tras verla estuve con una sonrisa de oreja a oreja durante unos cuantos minutos. El cine de animación cada vez más está llegando a unos límites insospechados en un principio. 

Roma (Alfonso Cuarón, 2018)

El gigante de las plataformas de streaming por excelencia, Netflix, agranda su listado de películas originales particular con esta espléndida nueva cinta del director mexicano, y tal vez su filme más personal. Una oda a la vida, a la infancia, a las mujeres, y sobre todo a un montón de sensaciones, indescriptibles sobre el teclado en el que estoy redactando, pero que seguro que todos hemos vivido aunque sea una vez a lo largo de nuestra vida. Su trama es muy simple, a veces hasta un poco telenovelesca, pero lo importante es cómo está contada y con el sentimiento que lo hace, pues Cuarón no abusa de los diálogos para dejar que sea la imagen la que coja el protagonismo. El film tiene una potencia y lenguaje visual solo digna de un maestro como lo es el también director de ´Hijos de los Hombres´ (y eso que aquí no trabaja con su frecuente colaborador en la fotografía de sus filmes, el gran ´Chivo´ Lubezki) y unas actuaciones merecedoras de todas las alabanzas posibles, destacando a Yalitza Aparicio, el alma del filme y para sorpresa de un servidor, actriz debutante en el cine. Su labor en el film es espectacular para ser su primera actuación en una película, trayéndonos una actuación llena de sentimiento y naturalidad en un personaje quizás estereotipado pero lleno de matices. Un portento audiovisual que alcanza unos niveles que puedes cerrar los ojos y sentirte en la misma Ciudad de México. Magnífica y que va a poner a las plataformas de streaming en mejor estima en lo que a premios se refiere. 

Infiltrado en el KKKlan (Spike Lee, 2018)

Adaptación del libro de Ron Stallworth publicado en 2014 que nos cuenta la historia real de un policía afroamericano (él mismo) que en los años 70 intentó derribar una célula del Ku Klux Klan con uno de sus colegas del trabajo (que para colmo era judío), y para ello se introdujeron en la propia organización. Algo sumamente disparatado con lo que el director Spike Lee ha sabido construir un excelente thriller policíaco, con ingeniosos toques de humor negro para contar una situación tan descabellada como esta, sin tener nunca ningún miedo en cruzar la delgada línea de la seriedad y la parodia. El papel protagonista corre a cargo de John David Washington, hijo del achiconocido Denzel Washington, el cual hace una interpretación brillante junto a su compañero Adam Driver (Kylo Ren en la saga Star Wars), el cual tampoco se queda atrás. Destacar también el personaje de Patrice (Laura Harrier), vista en Spider-Man Homecoming, una estudiante activista que no existió en la historia real, pero ya sabemos que en los filmes basados en hechos reales siempre se toman licencias, esta vez han sido para bien y aporta matices sentimentales a la historia. También se nota mucho la influencia del Blaxploitation (movimiento cinematográfico que destacó por aquella época), que sirve como base a Spike Lee para recrear magistralmente aquellos años, con colores saturados en la fotografía, y con un vestuario y peinados afro que te trasladan directamente a la época. Y con todos estos elementos, es como Spike Lee consigue un film redondo, reivindicando como siempre el racismo imperante en USA hacia los negros y las injusticias varias de la sociedad estadounidense, pero con un ritmo electrizante que hace que el film se pase volando y una buena dosis de suspense, intriga y mucha mala leche, además de una guinda final que refleja perfectamente la horrible situación que está sufriendo Estados Unidos y pone los pelos de punta. Muy merecidos todos sus galardones. 

Y esto ha sido todo, espero que hayáis disfrutado la lectura, apoyéis esta entrada si os ha gustado (compartiéndola en las redes sociales y demás bestias) y si habéis visto alguna de estas cuatro películas, me contéis vuestra opinión sin ninguna vergüenza en los comentarios, y si no las habéis visto, ya sabéis, ¡dadle su respectiva oportunidad que para eso está el cine! Después de toda esta parrafada, solo me queda despedirme ¡nos leemos pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario