Translate

domingo, 30 de diciembre de 2018

CRITICANDO QUE ES GERUNDIO (ESPECIAL SUPERHÉROES): SPIDER-MAN: UN NUEVO UNIVERSO, AQUAMAN

Muy buenas a todos y bienvenidos a una entrada un tanto especial para dos frikis comiqueros como nosotros, donde reseñaremos dos películas de rabiosa actualidad, como son ´Spider-Man: Un Nuevo Universo´ y ´Aquaman´, de las factorías Marvel y DC (y parece que eternamente comparadas entre sí) respectivamente, siendo las dos interesantes propuestas superheróicas a tener en cuenta. No faltan los velados comentarios sobre Stan Lee y Ditko ni tampoco está exenta de nuestra opinión sobre el irregular universo cinematográfico de DC. Espero que os guste esta extensa entrada y si habéis visto ya sea uno de los dos filmes o las dos películas deis vuestra opinión en los comentarios. Empecemos con la reseña de ´Spider-Man: Un Nuevo Universo´:


  • Título original: Spider-Man: Into the Spider-Verse
  • Año: 2018
  • Duración:117 min.
  • País: Estados Unidos
  • Dirección: Bob Persichetti,  Peter Ramsey,  Rodney Rothman
  • Guión: Phil Lord, Rodney Rothman, Dan Slott, Meghan Malloy (Personajes: Stan Lee, Brian Bendis, Sara Pichelli, Steve Ditko. Historia: Phil Lord)
  • Música: Daniel Pemberton
  • Productora: Sony Pictures Animation / Marvel Animation / Marvel Entertainment / Columbia Pictures / Pascal Pictures / Sony Pictures Entertainment / Lord Miller / Avi Arad Productions / Columbia Pictures
  • Género: Animación. Aventuras. Acción. Fantástico. Superhéroes
  • Sinopsis: En un universo paralelo donde Peter Parker ha muerto, un joven de secundaria llamado Miles Morales es el nuevo Spider-Man. Sin embargo, cuando el líder mafioso Wilson Fisk (a.k.a Kingpin) construye el ´Super Colisionador´ trae a una versión alternativa de Peter Parker que tratará de enseñarle a Miles como ser un mejor Spider-Man. Pero no será el único Spider-Man en entrar a este universo, 4 versiones alternas de Spidey aparecerán y buscarán regresar a su universo antes de que toda la realidad colapse.

De pequeño yo soñaba con ser como Spider-Man algún día. Yo también tenía ese afán de querer lanzar las telarañas, enredarme en un intrincado sentido de la responsabilidad y zurrarme con villanos a tiempo parcial mientras ocultaba mi identidad secreta de familia y amigos. Si no hubiese sido por los padres fundadores del hombre araña Stan Lee y Steve Ditko creo que no sería la misma persona que soy ahora. Ni tendría los mismos buenos recuerdos como los que he pasado con ellos. Les debo muchos buenos ratos y otros tantos millones de personas que también se enfrascaron y hoy día siguen adentrándose en sus viñetas, ya sean obra de ellos o de su legado. Desafortunadamente, la vida no es eterna y el momento en el que los creadores de montones de historias y referentes para futuras generaciones comiqueras dejasen de redactar aquellas maravillosas líneas tenía que llegar. Primero le tocó a Ditko en junio, y meses más tarde a Stan Lee, este pasado noviembre.

Con la muerte del co-creador de Marvel Comics aún reciente, de repente nos llega una nueva cinta del héroe arácnido, esta vez en formato animado, habiendo sido su última adaptación en pantalla hace un año escaso y la (desastrosa) reciente aportación al universo cinematográfico de Spidey hace dos meses y medio que suponía Venom, de la que tenéis nuestra crítica también. Con cierto escepticismo debido a los problemas ya vistos con Sony a la hora de hacer filmes del hombre araña, este maravilloso homenaje al personaje y a sus creadores nos llega justo en el momento que más lo necesitábamos los fanáticos del cómic. Porque lo que sentí en esa sala de cine fue más allá de las palabras. Volví a sentirme un niño. Volví a sentirme dentro de las viñetas de Ditko y Lee (este último tiene un fantástico cameo, como es costumbre en los films marvelitas, probablemente el último). Reí, lloré y sobre todo, disfruté. Hasta me atrevería a decir que es de las mejores películas de superhéroes de los últimos años (habiendo salido el mismo año que la apoteósica ´Vengadores: Infinity War´) y para mí la segunda mejor adaptación del Hombre Araña, pese a no tener muy recientes los filmes de Raimi. 



Tanto los amantes que han crecido toda su vida acompañados por este personaje, ya sean adultos o niños, como los que quieran introducirse en este fascinante universo están de enhorabuena, pudiendo disfrutar de todo un despliegue visual. A nivel técnico la animación termina logrando en conjunto una experiencia espectacular. El montaje de las transiciones, la fluidez de los movimientos y el estallido de colores que supone el filme la convierte en un cómic viviente, teniendo incluso escenas narradas mediante bocadillos u onomatopeyas empleadas para diversos gags, lo que la convierte en la película que más fiel es a la estética comiquera en el ámbito cinematográfico. En un principio la arriesgada animación por la que han optado puede resultar extraña, pero se entra en su juego sin pestañear y enseguida ya estás acostumbrado a su locura visual. Conforme avanza la historia y se entrelazan los mundos descubrimos que la apuesta permite mezclar casi cualquier combinación estética (incluso se atreven a juguetear con el anime) y salir victoriosa. Derrocha libertad creativa por los cuatros costados y se siente constantemente un producto fresco y, sobre todo, muy libre. 



Y eso es solamente lo que rodea el aspecto técnico. En el narrativo es donde la cinta logra su mayores logros. La narrativa va a ritmo de infarto, con todo pensado hasta el más mínimo detalle y que no tiene ni un minuto que perder a la hora de presentar su complejo universo, resultando una historia endiabladamente entretenida. La historia está perfectamente hilada y desarrolla perfectamente a cada uno de sus variopintos personajes. A nivel general de guión se debe destacar la excelente evolución de arco de Miles Morales, cuyo carisma hace que el papel protagonista no le pese. Los demás personajes, no exentos de carisma, también tienen sus momentos de gloria, donde cabe destacar la labor del versátil Nicholas Cage (también actor de doblaje en el divertidísimo film de Teen Titans Go!) como el Spider-Man Noir, donde nos da una divertidísima faceta de él que pocas veces habíamos visto en pantalla. Peter B. Parker y Spider Gwen también se roban el show cada vez que aparecen en pantalla, el Spider-Cerdo es adorable y Peni Parker un toque de cultura oriental muy interesante, aunque su personaje es el que peor parado sale de los anteriormente mencionados, sin tener muchos momentos para lucirse.



Su banda sonora es muy destacable, donde predominan las canciones de hip-hop que nos introducen aún más en esos suburbios de Brooklyn donde se sitúa Miles, además de la orquestación sinfónica de Daniel Pemberton (el compositor de la banda sonora del Rey Arturo de Guy Ritchie) y otros temas de carácter urbano que encajan perfectamente con la película y su desarrollo. Tengo ´Sunflower´ de Post Malone y Swae Lee sonando constantemente en mi cabeza por su culpa.



Creo que nada de lo que os he contado anteriormente se acerca ni un poco a la experiencia que supone visionar ´Spider-Man: Un Nuevo Universo´, tienes que verla con tus propios ojos y sentirla tú mismo. Un hermoso homenaje a nuestro amigo y vecino Spidey y sobre todo, a sus dos míticos creadores, los principales referentes para la gestación de este espectáculo audiovisual. Una animación de lujo y unos personajes encantadores en la película más arriesgada del personaje pero a su vez una de las que más esencia de su hombre araña tiene. Una mezcla de propuestas que hará las delicias de los más pequeños y también de los fanáticos más entrados en años del personaje. Todo aficionado del cómic o los superhéroes que se precie no debería perdérsela. Magnífica. 

PD: La película termina también con una mítica cita de Stan Lee:

´Esa persona que ayuda a los demás simplemente porque debería o debe hacerse, y porque es lo correcto, es, sin duda, un verdadero superhéroe.´

La premisa central de ´Spider-Man: Into The Spider-Verse´ es que cualquiera puede hacer lo que Spider-Man hace si tienes la motivación necesaria (y los poderes, claro). No importa cuál sea tu edad, raza, género o religión, todos podemos ser un héroe. Y esta película lleva la frase de Stan Lee al máximo exponente. Excelsior!

Valoración Final: 10/10




Y ahora es el turno de uno de los estrenos del año en cuánto a este género se refiere: la esperada por muchos Aquaman. Además ya lo hemos dicho al principio de la crítica, no sé para que me repito. 



  • Título originalAquaman
  • Año2018
  • Duración:139 min.
  • PaísEstados Unidos
  • DirecciónJames Wan
  • GuiónDavid Johnson, Will Beall (Historia: Geoff Johns, James Wan, Will Beall . Personaje: Paul Norris, Mort Weisinger)
  • MúsicaRupert Gregson-Williams
  • FotografíaDon Burgess
  • RepartoJason Momoa,  Amber Heard,  Patrick Wilson,  Willem Dafoe,  Nicole Kidman, Yahya Abdul-Mateen II,  Temuera Morrison,  Dolph Lundgren,  Michael Beach, Ludi Lin,  Graham McTavish,  Patrick Cox,  Randall Park,  Djimon Hounsou, Leigh Whannell,  Sophia Forrest,  Natalia Safran,  Tahlia Jade Holt
  • ProductoraDC Comics / DC Entertainment / Warner Bros.
  • GéneroCiencia ficción. Fantástico. Acción. Superhéroes 
  • SinopsisCuando Arthur Curry (Jason Momoa) descubre que es mitad humano y mitad atlante, emprenderá el viaje de su vida en esta aventura que no sólo le obligará a enfrentarse a quién es en realidad, sino también a descubrir si es digno de cumplir con su destino: ser rey, y convertirse en Aquaman. 

Para introducir mi opinión sobre esta película, debo comenzar diciendo que mi relación con el DCEU (DC Extended Universe) es algo así como de amor-odio. El Hombre de Acero me gustó en su día, pero tampoco me dejó un gran poso ni la he vuelto a ver a día de hoy. Tras esta, Batman v Superman también me gustó, pero venía lastrada por muchos fallos, de los cuales algunos se veían mejorados en la notable versión extendida (la cual os recomiendo que veáis). Ese mismo año, llegó ´Escuadrón Suicida´, y con todo el hype metido en el cuerpo por consecuencia de sus trailers fui a verla, y quedé bastante decepcionado: una película cuyo tono era caótico (al igual que su montaje), y que no sabía muy bien que quería ser. Y, finalmente, el año pasado, nos llegó Wonder Woman, la mejor de este universo hasta el día de hoy; y meses más tarde llegó la que supuestamente debería haber sido la épica reunión de La Liga de la Justicia, pero su resultado final me dejó más frío que los Alpes. Y ya entrados en finales de este 2018, llega esta ´Aquaman´, a la cual ya le dedicamos unas palabras meses antes de su estreno en nuestra entrada de opinión del DCEU (que puedes ver clickando aquí), donde mostrábamos nuestra plena confianza en James Wan para que nos trajese una película con personalidad propia después de tantas polémicas que ha tenido el universo con sus estudios. 


Siendo sincero, tenía poco hype por esta película, sus trailers me llamaron la atención por su apartado visual y sus escenas de acción pero nada más, no me incitaban del todo para su visionado en cine. Las críticas por parte de los profesionales, bastante mixtas, no hicieron sino acentuar esas sensaciones. Pero la gente salía extasiada del cine, contentísima con lo que había visto, algunos se aventuraban a decir que llegaba a las mismas proporciones de epicidad que la apoteósica ´Infinity War´ y que era el manantial de agua (nunca mejor dicho) que necesitaba este seco universo. Todas estas alababanzas hicieron que me animara a ir al cine y ver esta Aquaman que nos ocupa, esperando aunque fuese una buena ración de entretenimiento y efectos visuales. 

Antes de empezar con mi opinión del film, no os puedo decir si es mejor o peor que la tercera entrega de los Vengadores. Creo que es bastante injusto comparar el fin de 10 años de universo y la conclusión del arco argumental de diversos personajes con la presentación de un superhéroe novedoso en la gran pantalla y el comienzo de su arco. Eso sí, lo que nadie puede negar, te guste Marvel o DC, es que esta película, en el género comiquero es un peliculón, una grandísima adaptación que supone toda una explosión de colores, aventura y diversión en el oscuro universo dceíta. Es una maldita locura, es que no puede expresarse en palabras la experiencia que supone esta ´Aquaman´.

Wan no se ha guardado nada, para ser una película de origen, diría que llega a los niveles de ambición de ´Infinity War´ con todo lo que abarca, teniendo muchas más pretensiones que únicamente establecer su personaje y su mundo. El universo que nos presentan es muy rico en criaturas, mitología, reinos y demás elementos, siendo presentados de manera muy natural y orgánica, sin que se note forzado, metido con calzador y mucho menos apresurado. Resulta pasmoso lo bien introducido y compactado que está su extenso mundo en un filme de dos horas. El director ha ido a por todas como si pensase que no le iban a dar proyectos después de este, ha metido un montón de cosas en una suerte de coctelera cinematográfica de absolutamente todo lo que le apetece y más (elementos de ´Star Wars´, el tono aventurero de ´Indiana Jones´, mitología y épica con aires de ´El Señor de los Anillos´ entre otras cosas) y ha hecho una completa locura de película. Pero ni de lejos es una copia o un refrito de las películas anteriormente mencionadas, es que no os podéis imaginar lo que vais a ver. Por momentos es una película de aventuras, por otros cine de acción, pero también tiene elementos del cine de terror (esa fantástica escena en La Fosa), ciencia ficción, superhéroes, monstruos tipo Kaiju que harían sonreír a Guillermo del Toro y batallas monumentales al estilo El Señor de los Anillos. Es increíble todo lo que ves durante las casi 2 horas y media que dura la película.



Visualmente es un espectáculo que solo debe verse en cines, hay cada plano que es para enmarcarlo en tu habitación, y me parece una película muy cuidada en ese aspecto para ser un blockbuster de este género. Wan sabe lo que hace y como quiere plasmarlo visualmente, es un genio y el filme rebosa imaginería visual por los cuatro costados. La acción está rodada de una manera en que lo ves todo a la perfección, el director malayo es todo un artesano en este aspecto, haciendo giros imposibles y movimientos muy locos con la cámara que dan un dinamismo increíble a estas escenas. Escenas como la del Anillo de Fuego al más puro estilo de ´Gladiator´, el espectacular plano secuencia de Sicilia o su clímax final entero deben ser desde ya segmentos antológicos en el género. 


Cómo he dicho antes, uno de los puntos fuertes es lo visual, pero no solo los efectos especiales, muy bien implementados en la película y sin que canten en ningún momento, sino también los escenarios reales o el diseño de vestuario son maravillosos. Es una película muy cuidada y se nota en estos aspectos. El traje que lleva Mera ya sea el que lleva en la escena de la batalla del Anillo de Fuego (con medusas luminosas en la espalda) o el clásico que lleva durante toda la película, el traje que lleva el villano encarnado por Patrick Wilson en el acto final (con un diseño de serie B muy de antaño), el diseño del traje de Black Manta o el traje clásico de Aquaman ya mostrado en el póster son varios de los ejemplos que demuestran la estética comiquera plasmada en pantalla y le podría valer perfectamente unas cuantas nominaciones a mejor vestuario. Si la decepcionante ´Escuadrón Suicida´ tiene un Óscar, ¿por qué esta no?



Y es que esto es justo lo quería de ella. Una película con libertad propia con un director que no tenga complejos a tomar decisiones arriesgadas. Y es que James Wan es un completo sinvergüenza, abrazando el ridículo de su propuesta y trayéndonos una película que posee un aroma muy ochentero y pulp a pesar de la gran cantidad de CGI y técnicas actuales que son empleadas para el filme. Un tono muy aventurero, como de una serie B con mucho presupuesto por delante (en el buen sentido de la expresión, claramente) y que huye deliberadamente del tono ´historia de orígenes´ tantas veces visto (a excepción de la efectiva escena del acuario, donde vemos el descubrimiento de sus poderes, y de los flashbacks donde vemos el entrenamiento de Arthur con el personaje de Willem Dafoe). Un humor muy tontorrón, frases lapidarias desvergonzadas, escenas con acción a raudales muy alocadas... pero nunca perdiendo el sentido de la épica, el cuál explota al final con ese clímax final increíble donde se tira la casa por la ventana (y que me recordó al tramo final de ´El Retorno del Rey´, palabras mayores) con un Aquaman desatado. El guión, a pesar de ser simple hasta la médula, va variando de tono muy fácilmente y sin desentonar nunca con la propuesta; y su ritmo es muy frenético, sin parar en ningún momento de sus 2 horas y media, para nada excesivas. La comedia, muy del estilo marvelita, a pesar de ser algo infantil, no molesta en ningún momento y no resulta anti-climático. 



Las actuaciones son más que aceptables para una película del género, con un Jason Momoa que demuestra que no solo da el pego en el ámbito físico y tiene carisma de sobra para encarnar al personaje y llevar el peso de la película, y una Amber Heard cuyo personaje es el contrapunto perfecto para Arthur, la cual tiene mucha química con Momoa. Patrick Wilson está más que bien cumpliendo su función en el papel del Ocean-master (y dejando un conflicto fraternal para que su personaje sea explorado con profundidad en futuras entregas) y el resto de secundarios están más que correctos, a destacar Nicole Kidman en una faceta que rara vez he visto de ella con una escena de acción que madre mía y un Willem Dafoe efectivo en su rol de entrenador. Todos y cada uno de ellos tienen su respectivo momento de gloria. 



La banda sonora es muy variada y acompaña bien a la propuesta, con temas épicos que acompañan bien la película y algún tema creado con sintetizador que da ritmo a las escenas de acción y aporta al aroma ochentero del filme. Eso sí, hay un cover de ´Africa´ de Toto con Pitbull de por medio y que tiene una escena que tela, se la podrían haber ahorrado. Parecía una escena sacada del anterior trabajo de Wan, ´Fast and Furious 7´. Pero eso es de lo poco malo de la películaalguna escena algo vergonzosa y un comienzo algo apresurado (ya que tiene que introducir mucho en un solo filme), pero nada que lastre al conjunto en su totalidad.



´Aquaman´ es el comienzo de algo mucho más grande, es esa chispa de vida que necesitaba el Universo Cinematográfico de DC, y que para sorpresa de muchos y de un servidor, la representación de este segundón en la gran pantalla es de las mejores adaptaciones que tiene la factoría dceita en el cine. Un espectáculo visual de primer calibre con un tono de aventuras ligero y tontorrón pero que no evita el tener grandes cucharadas de épica y drama, aparte de unas escenas de acción que quitan el aliento y un carismático protagonista. En conclusión, no os digo más, id al cine sin prejuicios previos, acomodadse en vuestra butaca y disfrutad de una de las películas más disfrutables y alocadas del año, y una completa sorpresa para el servidor aquí presente. Pese a sus fallos, pienso que estamos ante un peliculón, señores. Gracias, James Wan, gracias de corazón. Eres un canalla. 

Valoración Final: 9,5/10



Y hasta aquí la (larguísima) entrada de hoy, recuerda que esta es nuestra opinión, a lo mejor las has disfrutado más o menos que nosotros. Si no quieres comentar, al menos si te ha gustado podrías hacernos un favor y compartir esto con tus amigos o seguir el blog y convertirte en un plateado, para enterarte de lo próximo que subamos. Recuerda que con un click nos puedes hacer muy felices, y no olvidéis tener unas felices fiestas llenas de cine. Dicho todo esto, solo me queda decir ¡nos leemos pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario