Translate

jueves, 10 de agosto de 2017

CRITICANDO QUE ES GERUNDIO: DUNKERQUE






-Título original: Dunkirk
-Año: 2017
-Director: Christopher Nolan
-Intérpretes: Fionn Whitehead, Mark Rylance, Kenneth Branagh, Tom Hardy, Cillian Murphy, Harry Styles
-Banda sonora: Hans Zimmer
-Fotografía: Hoyte Van Hoytema
-Duración: 107 minutos
-Sipnosis: Año 1940, en plena II Guerra Mundial. En las playas de Dunkerque, cientos de miles de soldados de las tropas británicas y francesas se encuentran rodeadas por el avance del ejército alemán, que ha invadido Francia. Atrapados en la playa, con el mar cortándoles el paso, las tropas se enfrentan a una situación angustiosa que empeora a medida que el enemigo se acerca.
-Género: 
Bélico/II Guerra Mundial/Histórico/Supervivencia/Basado en hechos reales

Bueno, pues dicho todo esto empecemos. ¿Por dónde empezar? Comencemos con un mensaje muy directo: Dunkerque no es una película de guerra al uso. Al menos no en su totalidad. A pesar de ser una historia de gran contexto bélico, Nolan nos la cuenta de una manera que nos hace dudar de si estamos viendo un film de guerra o una cinta de supervivencia. Dunkerque es esas dos cosas a la vez, pero si tuviésemos que volcar a un único lado la balanza, sería que es un film de supervivencia. Es una historia de soldados, pero también supervivientes. ¿Y si es de soldados, por qué demonios no es un filme bélico normal y corriente como los demás? Por que en verdad no es una película, es una experiencia. El gran trabajo de sonido que hace que te sumerjas en los batallones de guerra y en los barcos de supervivientes desde el minuto 1 de cinta. En serio, es maravilloso.

La primera vez que se escucha un avión bombardero en la película te asustas y todo. Te hace sentir lo que esos soldados están sintiendo durante todo el recorrido, que son 107 minutos, algo digno de admirar. También alabar otra vez más a Hans Zimmer, que con simplemente un reloj de protagonista en sus partituras, ha creado una banda sonora PERFECTA. Con un cronómetro de pacotilla consigue llenar de intensidad muchos momentos de la película, algunas escenas no te dejan ni respirar. Aunque en sí todo el trabajo técnico del film es BRUTAL. 



Pero no todo iba a ser un camino de rosas, la experiencia inmersiva no consigue funcionar del todo, ya que NO empatizamos NADA con NINGUNO de los personajes. No sabemos nada de ellos, un poco más y no quedamos sin saber su nombre. No te sientes totalmente dentro de la película si te da igual lo que le pasa a los protagonistas en casi toda la cinta.  Y otro inconveniente que no te permite entrar de lleno en su historia, es la FALTA de RIGOR HISTÓRICO.  Y todos estos contras son por culpa de que el filme es CASI MUDO. Pasan casi toda la película sin hablar, el guión es NULO. Es más, me atrevería a decir que los intérpretes sacan más chicha de la que el mismo libreto posee, a pesar de los que los actores en diversos momentos están muy desaprovechados. Tampoco podemos introducirnos en una historia como la de Dunkerque, en la que pasaron bastantes cosas, sin saber lo que pasa en su plenitud. Y no exagero, nos explican lo JUSTO. Nos explican que están acorralados por el ``enemigo´´ (que ni siquiera dicen quién es, son los nazis) al principio del filme, pero no vuelven a decir NI UNA COSA MÁS del tema. Añadir una cosa, me hace gracia que la consideren película histórica, ya que los espectadores que vayan a averiguar la compleja historia que sucedió en Dunkerque, van a salir bastante DECEPCIONADOS, como hicieron varios de mis acompañantes.


Y si la historia de la cuidad francesa ya es compleja de por sí por su información, Nolan se encarga de ENREDARLA todavía MÁS con una división de la historia en TRES TIEMPOS diferentes, que en mi opinión no PEGA NI CON COLA. El esfuerzo de Nolan para meter su marca de la casa en esta cinta es INÚTIL, no sirve para nada, aunque tampoco molesta, a decir verdad. Podría haber enlazado esas tres historias, que son bastante interesantes y están bien contadas, podrían haberlas contado en el mismo tiempo a la vez, en vez de repetir el mismo conflicto hasta tres veces, que hizo que se me hiciese a ratos bastante repetitiva, pero sin llegar al límite del tedio. Y para terminar esta reseña quiero decir una cosa, esta película sin el espectacular trabajo de sonido y las impecables partituras de Hans Zimmer, las imágenes de Christopher Nolan PERDERÍAN MUCHÍSIMO. Se pierde toda esa experiencia que el director se había empeñado en hacer, porque Nolan no quería hacer una película, y SE NOTA. El aclamado cineasta quería hacer que los espectadores se sumergieran en un espectacular recorrido por las playas de Dunkerque en la guerra, y lo consigue.

 PERO NO TANTO COMO EL DIRECTOR QUISIERA.



¿LO MEJOR? Como he dicho ya unas cuántas veces, el espectacular trabajo técnico, excelente en toda su totalidad, y las notables actuaciones, que consiguen sacar más jugo del que el mismo guión tiene.

¿LO PEOR? La falta de empatía con los personajes, la escasez de explicación a nivel histórico, y el guión, bastante flojo en el papel, pero en pantalla gracias al espléndido trabajo de toda la factura técnica, consiguen sacarlo a flote, dándonos una película bastante notable, pero sin llegar a la excelencia como muchos críticos dicen.

RESUMEN: No es la obra maestra que prometen por ahí, se le reprochan bastantes fallos al filme, pero creo que es una experiencia digna de ver en la pantalla grande gracias al gran trabajo que tiene detrás.

Mi valoración es de un 8/10





Y ahora es tu turno. Dime en los comentarios que te pareció a ti, y si no la has visto, dime si la vas a ver o que te ha parecido la crítica. Pero si no quieres hablar, lo respeto, eh. Pero al menos, si te ha gustado la crítica, compártela con tus amigos y sígueme para enterarte de mis nuevas entradas antes que nadie. ¡Nos vemos! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario