Translate

martes, 22 de agosto de 2017

CRITICANDO QUE ES GERUNDIO: SPIDER-MAN: HOMECOMING



-Título original: Spider-Man: Homecoming
-País: Estados Unidos
-Año: 2017
-Duración: 133 minutos
-Director: Jon Watts
-Guión: John Francis Daley, Jonathan Goldstein, Christopher Ford, Chris McKenna, Jon Watts, Eric Sommers 
-Música: Michael Giacchino
-Fotografía: Salvatore Totino
-Reparto: Tom Holland, Robert Downey Jr, Michael Keaton, Marisa Tomei, Zendaya, Jon Favreau, Tony Revolori, Laura Harrier, Angourie Rice
-Sipnosis: Peter Parker (Tom Holland) comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía (Marisa Tomei). Bajo la atenta mirada de su mentor Tony Stark (Robert Downey Jr.), Peter intenta mantener una vida normal como cualquier joven de su edad, pero interrumpe en su rutina diaria el nuevo villano El Buitre (Michael Keaton) y, con él, lo más importante de la vida de Peter comenzará a verse amenazado.

¿Os acordáis de la reciente crítica de Guardianes De La Galaxia Vol.2? ¿Dónde decía que el cine de superhéroes está cambiando, con más profundidad y demás? Pues vale. Spider-Man Homecoming es todo lo contrario a esa nueva evolución.



El director Jon Watts (Coche Policial, Clown) nos ha traído una nueva historia del héroe arácnido que supera con creces las expectativas que nos daban los horrorosos tráilers, que parecían que nos lo contaban todo, y en cierto modo sí, aunque gracias a Dios, se han guardado algunas sorpresas muy buenas. La cinta en sí no aporta nada nuevo a las historias del trepamuros, cómo he dicho antes, es una peli de superhéroes tradicional, a la vieja usanza, un villano, un héroe, y mucha gente que salvar. Que a priori puedes esperar de ella poco o nada sabiendo que el superhéroe ya tiene cinco cintas a sus espaldas, pero sus bajas expectativas juegan a su favor gracias al sorprendente libreto escrito por John Francis Daley, Jonathan Goldstein, Christopher Ford, Chris McKenna, Jon Watts y Eric Sommers, con un ritmo bastante hábil y que no baja en toda la película, con muchos gags ingeniosos (los easter eggs de los Vengadores son cachondísimos), que la transforma en una cinta más cercana a la comedia de instituto que una película de héroes y villanos, y con una segunda parte con más seriedad pero sin perder el rumbo del humor, su gran fuerte. Además de que esta nueva entrega tiene un elemento a su favor: Coger a los personajes antiguos, y cambiarlos de registro, como si fuese un ``remix´´ de los cómics, que es más cercano a Ultimate Spider-Man que a los tebeos originales, ya que así parece que, en vez de estar viendo otra adaptación al cine del héroe arácnido de las cinco que ya hay, parece que estamos viendo una película totalmente nueva de nuestro Spidey, que da frescura a todo el conjunto, pero sin perder ni un ápice de los elementos de la historia original. 



Bueno, tal vez sí, aunque depende de cómo lo veas, puede ser bueno o malo: en esta entrega Peter no está atormentado por la muerte del tío Ben, ya que no ha existido. Por lo cuál no hay ``Un poder lleva una gran responsabilidad´´ Para mí es un acierto. Además de que ya empezaba a lastrar en las nuevas historias de Peter Parker (un gran ejemplo las decepcionantes dos películas de The Amazing Spiderman, dónde veíamos a un héroe muy depresivo) la repetición de su oscuro pasado, aquí vemos a un Spider-Man totalmente nuevo a los otros dos: un Spidey muy humorístico, y cómo no hay tío Ben, no hay responsabilidad. En este reboot, es una persona muy segura de sí misma y que no piensa en lo que hace, pero lo cuál comete muchos errores, y de estos errores será salvado por un perfecto Tony Stark, que aquí funciona cómo una especie de figura paterna para el arácnido, y que el que le dota de esa responsabilidad. Antes de seguir con la crítica, decir a los que decían que esta película iba a ser una especie de ``Iron Man 4´´ el director viene dispuesto a callarles la boca de un sólo golpe: Downey Jr. sale lo justo y necesario, cinco escenas, ni más ni menos, mediante apariciones estelares y muy divertidas, si el actor ya interpretaba a la perfección al multimillonario Iron-Man, aquí no va a ser menos.




Y gracias a Dios que sale poco, porque nadie querría ver como le quitan protagonismo en pantalla a nuestro Spiderman , excelentemente caracterizado por Tom Holland, a pesar de que no es la mejor película del héroe en mallas, aunque está cerca de serlo, Holland parecía ser el elegido para llevar el traje del superhéroe arácnido, un Peter Parker carismático, divertidísimo y da gusto verlo haciendo de Spidey, se le ve muy cómodo moviéndose por el personaje y se lo lleva a su terreno. Aunque no esperábamos otra cosa, ya vimos indicios de ello en Capitán América: Civil War, dónde ya estaba espectacular en sus pocos minutos de presencia. Siguiendo con los actores, el villano, El Buitre interpretado por Michael Keaton está a la altura de los dos anteriores, está perfecto. Al principio puede parecer un tipejo malvado típico a más no poder, con ese plan más simple que el mecanismo de un chupete, como es atracar bancos con restos de artilugios de la batalla de la primera cinta de los Vengadores (cómo lo he dicho parece pelín complejo, pero ni de lejos), pero su personaje va poco a poco evolucionando hasta desembocar en la escena más tensa, y puedo decir que la mejor del film. 




Siguiendo con el resto del elenco, pues todos los demás cumplen su cometido. No tienen profundidad ni sus personajes ni en la trama, pero tampoco es que haga mucha falta, estarán actualizados pero ya los conocemos de sobra, aunque hay alguno que otro nuevo. Resaltar a nueva la tía May, Marisa Tomei, que aunque sus apariciones sean más bien escuetas, fácilmente conectamos con ella y nos quedamos con ganas de ver más interacciones entre ella y Peter.

Empecemos con el apartado técnico, que me he alargado bastante en el de actuación. La fotografía me ha sorprendido bastante, el director en sus anteriores películas (aunque no eran nada del otro mundo) ya tenían algunos planos bastante notables, y aquí lo mismo. Tiene planos bastante originales y que se adaptan al tono de cada escena, en las escenas heróicas, las escenas más serias y melancólicas, y las de comedia. 

Los efectos especiales, a lo que ya estamos acostumbrados en las cintas de Marvel, de una calidad excelente. 



Aunque lo que me ha decepcionado bastante en este nuevo reinicio es la acción, noto que la decisión de pasar la acción al condado de Queens hace que la película pierda mucho en cuánto escenarios a la hora de las escenas de batallas: como poner enfrentamientos en barrios residenciales, en un avión, dónde nuestro héroe no puede sacar partido a sus poderes (perdón por la expresión, pero manda huevos la cosa que esta sea el clímax final, aunque de climático poco), pasando un camión. ¿En serio? Quitan epicidad a las escenas, haciendo sentir también que sus efectos visuales y su presupuesto (175 millones de dólares) están un tanto desaprovechados. En resumen, el fuerte de la película no es la acción, aunque tampoco lo pretende, pero la acción me ha dejado un tanto frío. Estas escenas hacen que las de los filmes de Spider-Man de Sam Raimi envejezcan todavía mejor, dónde veíamos escenas a mayor escala y con buenos escenarios. 

PD: Al final de la cinta hay dos escenas postcréditos que presentan la secuela de esta, aprovechando ya el éxito de esta (celebremos) y además muy divertidas.

Y finalizando ya la crítica, voy a añadir algo nuevo en mis críticas, el veredicto final, con una imagen un tanto cutre.



VF: A pesar de sus fallos, Spider-Man Homecoming funciona, gracias a su libreto, que aporta frescura a esta tercera saga del trepamuros, su trabajo técnico y visual, y sobre todo, a unos actores entregados a lo que se les da, pero resaltando a Tom Holland, desbordante de carisma, Downey Jr. y a un intenso Michael Keaton. 


Todos estos elementos nos hacen recobrar la fe en Spider-Man después de mucho tiempo.




¿LO MEJOR? Casi todo lo dicho anteriormente.

¿LO PEOR? La acción a baja escala puede decepcionar a los que esperen un blockbuster a la altura de las demás cintas de Marvel en este aspecto.

Mi nota para este nuevo Spidey es un 9/10 



Aquí os dejo el tráiler que menos cuenta la trama, así que podéis verlo sin ataduras:



Y esto ha sido todo por hoy, os digo como siempre que si os ha gustado esta crítica, dime en los comentarios si la has visto, y sobre todo que te ha parecido la cinta, o si nos quieres decir también otra cosa estamos siempre abiertos a responderte. 

También os digo que apoyéis el blog cómo podáis, compartiendo esta entrada en vuestras redes sociales, siguiéndonos en el blog... Y hasta aquí dejo de escribir, ¡nos vemos y pasad un buen día!

2 comentarios:

  1. Buena crítica! Coincido en muchos puntos contigo. Lo malo es que hay tanta saturación de superhéroes en el cine que es difícil que una película perdure en la memoria. Pero desde luego, como entretenimiento cumple con creces!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer la crítica, y sobre todo por parate a comentar. Me alegra ver que te ha gustado la reseña, hablando de lo otro que has dicho, es difícil que siendo una tercera adaptación de un superhéroe en el cine, y además con las tantas cintas que hay de este estilo, es difícil que Spider-Man Homecoming resalte entre todas ellas, a pesar de ser un espléndido entretenimiento. ¡Gracias por tu comentario y nos veremos pronto!

      Eliminar